Revisar tu celular antes de dormir te puede estar quitando la vida

El especialista asegura que “la exposición, antes de dormir o en medio de la noche, a la pantalla que emite esa luz blanca afecta el ciclo REM

Generalmente antes de irnos a dormir solemos revisar los mensajes de nuestro celular. Esta actividad puede llevarnos unos pocos minutos o varias horas hasta que finalmente decidimos apagarlo.

Ver la pantalla del celular con muy poca luz puede traernos varias complicaciones a la hora de dormir lo que con el tiempo genera daños en nuestra salud.

El celular se volvió uno de los aparatos tecnológicos más indispensables que hace que estemos constantemente pendientes de todo lo que pase por allí. Atender las notificaciones de las aplicaciones, ver cuanta batería tiene son algunas de las actividades que nos mantienen atados a nuestro teléfono.

Según un informe desbloqueamos nuestro celular unas 100 veces por día, lo que reduce la concentración y la manera de relacionarnos. El sueño también se ve afectado por ello y suele ser una de las principales causas de los trastornos de sueño hoy en día.

“El contacto con la luz blanca o blanca azulada que emiten las pantallas del celular o la computadora retrasa el pico de melatonina previo a dormirse y hasta que la melatonina se vuelve a recuperar se tarda entre una hora u hora y media”, explica el doctor Alejandro Andersson, neurólogo y director médico del Instituto de Neurología Buenos Aires (INBA). La melatonina es una hormona que tiene como función regular el ciclo diario del sueño, siendo fundamental para tener un buen descanso.

El especialista asegura que “la exposición, antes de dormir o en medio de la noche, a la pantalla que emite esa luz blanca afecta el ciclo REM, que es donde hay actividad onírica, y que dura una hora y media. Ese ciclo se repite varias veces a lo largo de la noche, y cada vez que se repite produce cantidad de intensidad onírica”.

Nuestro cerebro interpreta que la luz blanca del celular es como el comienzo del día, activando el estado de alerta de nuestro sistema nervioso. Esto genera que nuestra atención no descanse en el sueño, disminuyendo el estado de reposo.

Informacion retomada de https://salud360.cienradios.com/