¿CUIDADO! Las venas pronunciadas de las manos pueden ser una alerta para tu salud

Tus manos dicen mucho de tu salud.

El paso del tiempo y el contacto externo hacen que nuestra piel muestre signos que uno cree que son normales, pero las venas pronunciadas pueden avisarnos acerca de enfermedades y padecimientos que ignoramos como anemia, bajas defensas, presión alta y demás.

Es por ello que es importante que hagas lo siguiente:

Evalúa tu condición física

En personas delgadas las venas son más notables, debido a una condición de falta de grasa natural en el organismo. Es decir, hablamos de un desbalance de peso natural de acuerdo a su complexión física

Falta de oxígeno y nutrientes

Las venas son las que llevan oxígeno y nutrientes a nuestros órganos por medio de la sangre y están diseñadas para incrementar o disminuir el flujo de sangre. 

Pero si el organismo padece de bajas defensas o enfermedades como la anemia las venas se verán obligadas a aumentar su tamaño, debido a una exigencia de mayores recursos.

Enfermedades cardíacas

Es importante tomar en cuenta en qué situaciones se pronuncian las venas en las manos, cuán a menudo aparecen y si presenta síntomas (dolor, calor o ardor) estos podrían ser indicadores anormales de venas dilatadas, lo que altera la presión arterial y la distribución normal de la sangre hacia el corazón.

Venas abultadas y lesiones

Si bien las venas controlan el flujo de sangre, puede darse el problema de una acumulación sanguínea, ya sea en la mano o cualquier parte del cuerpo. Ello puede derivar a condiciones relacionadas con la tromboflebitis (inflamación de una vena).

Asimismo, el abultamiento de las venas puedes darse debido a lesiones o una hinchazón provocada por un coágulo sanguíneo.

Recuerda que estos son parámetros generales y que no habrá mejor diagnóstico que la de un especialista. Si estos indicadores aparecen en tu organismo, acude a un centro médico para una revisión.