Descubre cómo eliminar el sarro de los dientes de manera casera

Tener los dientes amarillos puede deberse a muchos motivos.Conoce cómo blanquearlos

Tener los dientes amarillos puede deberse a muchos motivos. El sarro, por ejemplo, es la acumulación de alimentos y residuos en el “límite” entre las encías y la parte de atrás de las piezas dentarias que son rugosas.

Remedios caseros para el sarro de los dientes

La técnica más eficaz para eliminar el sarro crónico es hacer una visita al dentista para que realice una limpieza profunda. Si no hay demasiada acumulación o debemos esperar hasta la consulta con el profesional, podemos aprovechar las bondades de ciertos remedios caseros:

Bicarbonato de sodio

Muchas personas lo usan como dentífrico natural y se trata de una receta casera antigua para mantener los dientes limpios y blancos.

Si nunca lo has probado te aconsejamos que lo mezcles con agua, ya que puede ser bastante salado o de sabor desagradable.

Ingredientes

1 cucharada de bicarbonato de sodio (10 g)

1 cucharadita de sal (5 g)

Preparación

En un recipiente coloca el bicarbonato y la sal.

Moja el cepillo de dientes con agua tibia.

Remoja las cerdas en la mezcla de bicarbonato y sal.

Cepilla como haces todos los días, pero prestando más atención a las áreas con sarro.

Repite, al menos, 2 veces al día (mañana y noche).

Limón

Es otro de los blanqueadores dentales por excelencia. Ten cuidado y úsalo únicamente durante la noche, porque el contacto con el sol puede provocar más manchas.

El ácido del limón a su vez podría dañar o debilitar las piezas dentales; por lo tanto, deberás usar esta receta como máximo una vez a la semana.

Ingredientes

El jugo de ½ limón

½ taza de agua tibia (125 ml)

Preparación

Calienta el agua y exprime el limón.

Coloca el agua y el jugo en un vaso o taza y remueve.

Haz buches por toda la boca antes de irte a la cama.

Enjuaga con un poco de agua tibia para que no te quede el sabor ácido.

Agua oxigenada

En tercer lugar tenemos este elemento que no puede faltar en ninguna casa y que sirve para aclarar los dientes y eliminar el sarro. Puedes usar este remedio casero hasta tres veces a la semana, siempre como enjuague, después del cepillado normal.

Ingredientes

¼ taza de agua tibia (62 ml)

2 cucharadas de agua oxigenada (20 ml)

Preparación

Coloca agua tibia en un vaso y agrega el agua oxigenada.

Remueve bien y enjuaga la boca haciendo buches durante 1 minuto.

Escupe y limpia con agua fresca.

Perejil

Esta hierba aromática que se usa en cientos de platillos tiene la capacidad de desprender el sarro que se ha acumulado detrás de los dientes.

Ingredientes

1 puñado de hojas de perejil (20 g)

1 cucharada de agua (10 ml)

Preparación

Lava y pica bien las hojas de perejil.

Mézclalo con el agua hasta formar una pasta.

Colócala sobre los dientes y deja que actúe unos minutos.

Enjuaga con suficiente agua tibia.