Habitantes de Windsor esperan con ansias en las calles la boda real entre Enrique y Meghan Markle

En las calles de la localidad de Windsor, Inglaterra se respira mucho entusiasmo ante la inminente de boda del príncipe Enrique y Meghan Markle. En las cercanías de la iglesia, la prensa ha alquilado apartamentos y habitaciones para tener una mejor vista de la boda real que se realizará este sábado.

La boda real ha generado una gran atención social y se estima que más de 5.000 miembros de los medios de comunicación británicos e internacionales y personal de apoyo cubran el sábado el enlace del hijo del príncipe Carlos y la fallecida Diana de Gales, príncipe Harry, con su prometida Meghan Markle.

Más de 100 mil asistentes se espera que estén mañana en las calles presenciando la boda real entre Harry y Meghan, ya que el príncipe es muy querido por su pueblo ya que para los habitantes de Windsor es el que más heredó las cualidades humanitarias y solidarias de su madre la fallecida princesa de Gales lady Di.

John Laughry (C) y otros seguidores de la familia real esperan en los alrededores del castillo de Windsor, donde se celebrará el enlace de Enrique y Meghan.

Un pregonero anuncia la boda real a la multitud en Windsor. rn

Un pregonero y una pareja de cerdos anuncian el cambio de nombre de la tienda Marks and Spence a Markle and Sparkle en Windsor.