¿Padeces el síndrome de Burnout? madres agotadas y estresadas por exigirse demasiado o falta de apoyo

La colaboración del padre y la familia con los niños y en las tareas del hogar es fundamental para no padecerlo

Las madres aman a sus hijos de eso no hay duda, pero cada vez más madres padecen el Síndrome de Burnout, una respuesta que da el organismo a un periodo prolongado de estrés, demasiada exigencia o responsabilidad.

El síndrome de Burnout se basa en una respuesta (numerosos síntomas) que da el organismo como respuesta a una época de estrés intensa. Lo sufren mucho los trabajadores y, ahora también, las mamás y los papás. Sin embargo el síndrome recae más en la mamá por ser la administradora del hogar y en muchas ocasiones debe combinar esa función con su trabajo en oficina.

Con la llegada del bebé el mundo para los papás se pone patas arriba. Hay una persona a quién cuidar completamente y que es totalmente dependiente de nosotros. Además, nos puede entrar miedo a no saber cuidarlo, las pocas horas de descanso por los ritmos de sueño (no sueño para nosotros) del bebé y todo eso, puede provocar un estrés total en la madre o el padre con síntomas varios. Y si además, somos padres de varios peques, todo ello se incrementa.

El síndrome de Burnout es el hecho de que sus síntomas se pueden confundir fácilmente con muchas otras patologías.

Síndrome de Burnout es el síndrome que sufrimos las madres por querer ser perfectas

Los síntomas

  • Agotamiento físico. Por el bebé, por sus horarios que no son nada compatibles con lo que estamos acostumbrados, etc.
  • Ganas de llorar, tristeza y sentimientos, en general, negativos.
  • Aislamiento social.
  • Pérdida de apetito y, por tanto, de peso.
  • Dificultad para dormir.
  • Pérdida de intereses y de motivaciones.
  • Estado de nerviosismo constante, así como dificultad para concentrarse.
  • Dolores: de cabeza de estómago, etc.
  • Sentimiento de fracaso, de agotamiento e impotencia y, además, dificultad para pensar con claridad.

 

Resultado de imagen para madres estresadas

¿Por qué se suele sufrir este síndrome?

Las dificultades que existen para la conciliación son un factor clave en la aparición de este síndrome. Tratamos de ser las madres perfectas: compaginar trabajo con familia y tener, en consecuencia, miles de tareas. Cumplir en tu puesto, ir con los niños al cole, sus actividades extraescolares y tenemos ese deseo de perfección.

¡Ojo! Que es perfectamente aplicable a los papás. Asumen sus tareas, quieren trabajar, llevar a los niños al cole, recogerles, hacer cosas divertidas pero a la vez educativas los fines de semana…

Creamos ese deseo de serlo todo a la vez, lo que provoca un gran desgaste y, por supuesto, genera un gran estrés.

Otra de las causas por las que aparece este síndrome es no sentir que está todo “atado”. Es decir, los padres tendemos a ser sobreprotectores sin embargo, a medida que los niños crecen podemos sentir que se nos escapan de las manos determinados cuidados y que no podemos estar protegiéndoles siempre de todo. Esta pérdida de control, también puede provocar la aparición del síndrome de Burnout.

Cómo evitarlo

  • Es importante saber qué es lo que necesitamos en cada momento. Si nuestro cuerpo pide un descanso hay que dárselo.
  • No estamos solos en la tarea de ser padres. Deben ayudarnos nuestra pareja, padres, amigos e incluso en algún momento podemos dejar a nuestros peques con un canguro para poder tomar el aire solos.
  • Si nos sentimos muy estresados podemos optar por hacer actividades relajantes:  yoga mindfulness, practicar pilates etc.
  • No te olvides de seguir unos hábitos saludables: una dieta correcta, hacer ejercicio, descansar…Todo ello nos ayudará a llevar una mejor vida, además de que estaremos relajados. ¡Importante! Hay alimentos que te ayudan a combatir el estrés y otros, por el contrario, te dejan más cansado.
  •  Acudir a nuestro médico o especialista para que nos ayude y nos dé el tratamiento que crea conveniente.

Fuente: Ser padres.es

Querer desconectar del bebé