¿Es posible la amistad entre hombres y  mujeres?

Algunos piensan que la amistad entre hombres y mujeres es algo imposible, y otros lo contrario. Te mostramos algunos aspectos para que decidas tú misma.

El debate sobre si los hombres y mujeres pueden desarrollar lazos de amistad sin sentirse atraídos está en todas partes: en el cine, en la calle e incluso en la ciencia. Y es que este es uno de los misterios sin resolver: ¿Es posible la amistad entre hombres y mujeres?.

Para muchas mujeres, jóvenes o inclusó adultas mayores a veces es mejor tener amigos hombres que mujeres pues son más sinceros, directos en decir las verdades sin tantas vueltas, entre otras bondades. Pero mientras eso piensan algunas mujeres otras dicen que no y que ellos siempre van detrás de una.

Pero al final eres tú la única que decide si tener amigos o amigas de verdad…¿pero cuál es la verdadera esencia de la amistad? eso es lo que tu debes descubrir en primer lugar.

Aunque está claro que el cine tiene una postura clara: amistad entre un hombre y una mujer siempre acaba en algo más. Películas como ‘Sólo Amigos’, ‘Sin Compromiso’ o ‘Con derecho a roce’ lo corroboran.

Y es que parece que Hollywood está convencido de que todos los hombres y mujeres de la tierra somos una especie de imanes sexuales y por ello no podemos estar a más de dos metros cerca. ¿Tendrán razón?

Y aunque las películas muestren eso, muchas mujeres adoran a esos amigos donde puede encontrar ese hombro donde llorar cuando se sienten que  no son correspondidas por quien de verdad le interesa, o no tienen dinero, o se sientes solas, es posible que una mujer tenga un amigo, claro siempre y cuando que lo sepa buscar.

Y en la calle ¿qué decimos los humanos?

Como seguramente ya te hayas percatado, en la calle hay respuestas para todo. Como seres sociales que somos nos interesa todo lo que tenga que ver con las relaciones (¡de cualquier tipo!). Así que plantearse si una amistad profunda entre un hombre y una mujer es posible, genera tanta curiosidad que el debate está servido.

Algunos están convencidos de que ‘eso’ es imposible. Seguro que tienes una amiga que te ha llegado a preguntar: ‘¿Y no sientes NADA por él?’, con ese tonito sarcástico que te indica que ella ya ha decidido por ti que indudablemente te gusta como algo más. ‘Noooo -contestas- es un gran amigo, no siento nada por él, ¡además tengo novio!’. ‘Sí, quizás, pero ¿y él? -insiste- ¿Estás segura de que no siente nada por ti? Seguro que se daría un revolcón si se lo pidieras…’. En este punto decides que la conversación no te llevará a ninguna parte, que es una cerrada de mente y que no lo podrá entender, así que sueltas una carcajada y os reís porque hablar de sexo siempre da risa.

Otras personas, defienden a capa y espada la amistad entre dos personas de distinto sexo. ‘Qué estupidez, ¿por qué no pueden ser amigos íntimos un hombre y una mujer?’, hasta que se quedan a cuadros cuando su amigo Juan se declara reconociendo que alguna vez ‘lo ha pensado’ pero que prefiere conservar una gran amistad. ¡Alerta! ¡Los amigos piensan en sexo!

¿Y qué dice la ciencia?

Aunque la ciencia de los asuntos amorosos nunca es exacta, lo cierto es que a través de ella y de un poco de psicología, quizás lleguemos a algún tipo de explicación.

Según un estudio realizado por la Universidad de Wisconsin, los hombres siempre o casi siempre tienen una segunda intención cuando mantienen una estrecha amistad con alguien de distinto género. Y es que parece que la percepción de la amistad entre mujeres y hombres es bastante distinta. En fin, que según este estudio, los hombres parece tienden más a malinterpretar las ‘señales’, o más bien, las que ellos consideran ‘señales’. Y las mujeres suelen interpretar las atenciones de sus amigos varones como gestos de buena voluntad de un amigo. Nada más. ¿No será que el problema está en una falta de interés por ‘comprender a las mujeres’?.

Algunas teorías psicológicas y antropológicas prefieren relacionar el ‘fenómeno’ de la atracción sexual entre amistades del sexo opuesto se debe a un instinto primitivo animal: la reproducción. Y es que ¿se conocen amistades en el reino animal? Incluso nuestros perritos de casa se la pasan jugando todo el año como dos buenos amigos, pero en la época de celo, el instinto impera.

Lo que los defensores de esta teoría dicen es que el ser humano ha desarrollado el raciocinio y la socialización, lo que hace que no nos condicionen nuestros instintos, aunque sigan ahí latentes. En otras palabras, que no le vamos oliendo el trasero a nuestros amigos para ver si están en celo.

Es más, el hecho de que a un miembro de la pareja le cueste tanto aceptar que el otro tenga un amigo del sexo opuesto se debe a nuestro instinto de preservación de la reproducción. ¡Guau!

Así que parece que, por un lado, la ciencia apoya los argumentos sexualizados contundentes de las películas de Hollywood, mientras que por el otro entiende que pueden existir perfectamente las amistades entre hombres y mujeres, siempre y cuando no seamos demasiado instintivos y reconozcamos que alguna que otra vez se nos puede pasar por la cabeza tanto sexo esporádico como una relación sentimental.

En fin, esto se complica demasiado, mejor dejemos de reflexionar tanto, tengamos los amigos que la vida nos ofrezca, sean hombres y mujeres, y experimentemos por nosotras/os mismas/os si tener amigos de distinto es posible. ¿Qué opinas?.