Ella es Martha, la ganadora del concurso «el perro más feo del mundo»

Martha es una mastín napolitana, obediente, tranquila y amistosa que se ha robado el corazón de sus dueños y ahora del jurado del concurso "El Perro más feo del Mundo" que la encontró la ganadora absoluta.  Al final aunque ella no lo sepa la belleza se lleva por dentro y no por fuera.

Martha es una mastín napolitana que pesa 57 (125.4 libros) kilogramos y que ha llevado alegría y compañía no solo para Jessica Burkard de Penngrove, California, quien la adquirió sino también para quien llega a conocerla. La mascota, además, es amiga del alma de Blue, una San Bernardo de su mismo tamaño.

La raza mastín napolitana es receptivo al adiestramiento pero hay que empezar su educación muy pronto, cuando el cachorro es todavía muy maleable.

La mascota vive en California junto a su dueña con quien, al igual que su amiga del alma Blue, juega poco, no porque no la quiera sino porque duerme mucho, pero pese a ello se ha robado el corazón de los lugareños.

Y es que sin esperarlo, la mascota se ha convertido, en pocas horas, en celebridad. A tal punto que hasta participará en uno de los programas matutinos más populares de Estados Unidos: The Today Show, en Nueva York.

La dueña confesó que nunca se imaginó que estaría en artículos, en escenarios y en la televisión pues Martha tiene tres años y medio y es como la mayoría de los perros de su especie: ojos caídos, piel sobrante y una gran parsimonia al caminar y lo mejor es que la actividad física no es su fuerte.

Y aunque aparenta ser parecida a su raza, lo cierto es que su vida no ha sido fácil. Desde que Jessica la adquirió, ha tenido que atravesar dos cirugías oculares y de estómago.  Pese a los esfuerzos, uno de sus ojos sufrió la pérdida total de la visión.

El periódico infobae.com informó que pese a sus privaciones, Martha hace la vida de quienes la rodean muy feliz. Incluso Janet Palma, uno de los miembros del Proyecto de Rescate de Animales Dogwood, donde fue adoptada la perra confesó que la primera vez que la vio, se rió.

Y a pesar de que todos encuentran a Martha adorable, sabían que sus «imperfecciones» serían un plus a la hora de enfrentar al jurado de «el perro más feo del mundo». Así fue: los jurados la hallaron ganadora absoluta del concurso. «¿Sabe Martha que ella es tan fea?», bromeó uno de los jurados al presentarla. «No. Martha cree que es hermosa. Se lo decimos todos los días». Al final todos saben que la belleza se lleva por dentro y no por fuera.