Mila Kunis y Ashton Kutcher revelan cómo cayeron rendidos uno al otro

Dicen que si te casas con tu mejor amiga o amigo, la relación corre mucho riesgo, y se confunde el amor con el cariño y el apoyo. Este molde general lo rompe, por el momento, Ashton Kutcher y Mila Kunis, quienes han formado una de las parejas más solidas de Hollywood.

Ellos se conocieron y estrecharon relaciones de amistad mucho antes de casarse y de tener a sus dos hijos, Dimitri y Wyatt, de 6 meses y dos años respectivamente.

“Aquellos años maravillosos”, la serie de los años 70 los reunió como dos adolescentes enamorados. «Nos conocemos desde hace 20 años, desde que yo tenía 19 años y ella 14. Le hacía los deberes de química. Creo que fui su primer beso, en la serie. ¡Nuestro primer beso quedó capturado en una serie de televisión! Fue algo extraño. Yo pensaba: ‘¿Esto no es ilegal?’. No sé, fue algo incómodo porque yo tenía 19 años y ¡ella 14! Era como mi hermana pequeña y yo quería estar seguro de que ella estaba bien», recordó sobre su debut interpretativo a su paso por la emisora Sirius XM.

Según la versión del padre de sus hijos, Mila cayó rendida desde el primer momento ante los encantos de su compañero de reparto, aunque ese primer flechazo se fue desvaneciendo al mismo ritmo en que se estrechaba su amistad.

«Tiene un diario de cuando era más joven en el que escribió: ‘Oh, ¡qué sexy es este chico!’. ¡Yo le gustaba! Creo que ella pensó que era guapo al principio, pero poco después yo no paraba de molestarla porque me comportaba como si fuera su hermano mayor, así que ella pensaba: ‘Es un pesado porque siempre está preocupado por mí'», explicó en el mismo programa de radio.

Las reveladoras palabras de Ashton contradicen las declaraciones que en el pasado ha hecho su mujer, quien aseguraba hace solo unos meses que cuando ambos se conocieron no le llamó especialmente la atención el innegable atractivo del actor. De hecho, tuvieron que pasar varios años hasta que la intérprete empezara a sentir algo más por el que había sido su amigo durante tres lustros.

«Él no era la clase de chico del que yo decía: ‘¡Qué sexy eres!’. Pero tiempo después me lo encontré en una entrega de premios y lo primero que pensé fue: ‘Oh, qué alto es ese chico’. Eso es lo primero que pensé, pero después se dio la vuelta y suspiré. Fue el típico momento de las películas en las que el corazón se te acelera. Eso es lo que pasó con Ashton. Para mí era como: ‘No, ¡por favor!’. Fue la cosa más extraña, no me lo podía creer», manifestaba en un programa.

Con informes de agencias internacionales y http://www.glamour.mx