Terapia Gerson: Súper alimentación y desintoxicación para curar el cáncer

El objetivo de la dieta es desintoxicar el organismo, fortalecer el sistema inmunológico y estimular el metabolismo.

La medicina alternativa sigue siendo una opción más para quienes quieren cuidar su alimentación sobre todo si han sido diagnosticados con enfermedades como cáncer, artritis y alergias.

Aunque suena inverosímil, la historia del médico Max Gerson es tan desconocida como cierta. Su método con más de 80 años de existencia ha sanado a personas diagnosticadas con enfermedades incurables que han vivido para contarlo. Todo se trata de mantener una dieta sana y ser disciplinado.

La terapia Gerson en términos simples lo que hace es recuperar la capacidad del cuerpo para autosanarse. En la actualidad, una dieta típica es rica en alimentos procesados que contienen grandes cantidades de sal y azúcar.

El tratamiento del doctor Gerson es todo lo contrario. Consiste en una desintoxicación intensiva del cuerpo por medio de una alimentación orgánica que elimina los desechos, regenera el hígado, reactiva el sistema inmunitario y restablece tanto las defensas esenciales como los sistemas enzimáticos.

La dieta se divide en tres etapas:

  • Consumir 13 vasos de zumos frescos de zanahoria/manzana y verduras verdes de hoja, preparados cada hora con frutas y vegetales orgánicos y bebidos en un plazo máximo de 15 minutos después de su preparación.

  • Consumir tres comidas vegetarianas completas: con frutas orgánicas, vegetales, y cereales integrales. Una comida típica incluye ensalada, vegetales cocidos, patatas al horno, sopa de verduras y zumo.

  • Consumir frutas frescas y postres de alimentos frescos disponibles a toda hora como bocadillos.

El tratamiento consiste en tomar 13 vasos de jugo de frutas y verduras orgánicas recién exprimidos a diario, uno cada hora. El zumo entra al torrente sanguíneo más rápido. “Es el equivalente a 20 libras diarias de vegetales”, comenta la American Cancer Society en su página web, donde cuestiona el uso y riesgos de esta terapia.

Los jugos se complementan con tres tiempos de comida vegetariana, postres tales como frutas frescas y bocadillos.

Adicionalmente, los pacientes deben hacerse cinco enemas —lavados intestinales— de café a diario; tomar varios suplementos de potasio, vitamina B-12, enzimas pancreáticas, hormonas para la tiroides y una solución de Lugol, de acuerdo con el sitio oficial del Instituto Gerson.

El objetivo de la dieta es desintoxicar el organismo, fortalecer el sistema inmunológico y estimular el metabolismo.

Según Gerson, las dolencias son causadas por la acumulación de toxinas en el organismo, lo cual planteó y explicó el médico guatemalteco Haroldo Cabrera Mancio en un programa radial. A raíz de esto, al profesional se le pidió una entrevista para este reportaje, a la cual accedió, pero posteriormente se excusó.