Más de 196 policías heridos y 70 detenidos por disturbios contra el G20 en Hamburgo

Disturbios en Hamburgo, Alemania, continuaron este día por las protestas en contra de la cumbre de los 20 países (G20) más industrializados.

Disturbios en G20

Los disturbios en Hamburgo, Alemania, continuaron este día por las protestas en contra de la cumbre que reúne a los líderes de los 20 países (G20) más industrializados y emergentes del planeta. Según la policía alemana, alrededor de 70 personas han sido arrestadas y 196 policías han terminado heridos desde que iniciaron los disturbios ayer.

Además la policía ha desplegado cerca de 20,000 agentes, y este día tuvo que pedir refuerzos ante la violencia ejercida por un pequeño grupo de los llamados militantes autónomos.

Para este día los mandatarios estaban invitados a participar en un concierto en la Filarmónica de Hamburgo, y los manifestantes intentaron impedir el ingreso de los mandatarios. Ante esta situación los policías intentaron repelerlos con bombas de agua.

Desde muy temprano, los manifestantes recorrieron el centro de Hamburgo después de una noche de violencia, con el objetivo de bloquear los puntos de acceso a la cumbre del G20 que se reúne hoy y el sábado en la ciudad con el primer cara a cara entre Trump y Putin como plato fuerte además de tratar los grandes temas globales: libre comercio, cambio climático o seguridad.

Relacionado: Trump y Putin acuerdan alto el fuego en sur de Siria

“Hemos venido porque hay que decirle a los líderes del G20 que no estamos de acuerdo con sus políticas”, explicaba uno de los manifestantes. La mayoría de los manifestantes son jóvenes. Un grupo de universitarios llegados de distintas ciudades alemanas se dirigía hacia el frente de la manifestación. “Hay que estar aquí”, decían los jóvenes manifestantes.

La agencia de noticias DPA informó que la esposa de Donald Trump, Melania, no pudo salir de su residencia por las manifestaciones y se perdió una visita programa de la ciudad con los conjugues de lo mandatarios.

Esta cumbre del G20 en Hamburgo se ha convertido para la izquierda radical europea en una cita simbólica para un movimiento de protesta que busca un nuevo despertar. Donald Trump, Vladímir Putin o Recep Tayyip Erdogan son algunos de los invitados.

Este día la ciudad amaneció tomada por la policía y desierta. Decenas de furgones policiales se acumulan en las inmediaciones del recinto ferial en el que se celebra la cumbre y junto a los hoteles en los que se alojan los mandatarios. Sin embargo las medidas de seguridad no han impedido el estallido de choques violentos.

Los manifestantes han incendiado coches y mobiliario urbano. El temor a que las protestas acaben por desbordarse o a que haya víctimas mortales.

La gran prueba de fuego será mañana sábado, para cuando está programada la gran manifestación de clausura, a la que se espera que acudan unas 100,000 personas.