Michel Temer bajo la lupa por corrupción pero busca respaldo para evitar la destitución

Respaldado por ministros y parlamentarios, Temer volvió a aferrarse al poder y aseguró que tiene una “preocupación mínima” con la denuncia, la cual consideró una “una pieza de ficción” sin “fundamentos jurídicos”.

El presidente brasileño, Michel Temer, está bajo la lupa de las investigaciones y parece que cada día se complica la situación, en particular luego de la denuncia por corrupción que presentó este lunes la fiscal general, Rodrigo Janot.

Respaldado por ministros y parlamentarios, Temer volvió a aferrarse al poder y aseguró que tiene una “preocupación mínima” con la denuncia, la cual consideró una “una pieza de ficción” sin “fundamentos jurídicos”.

“No permitiré que me acusen de crímenes que jamás cometí”, dijo Temer en una declaración pública en el palacio de Planalto, sede del Ejecutivo en Brasilia.

Sin embargo, será el juez Edson Fachín, instructor del caso en el Supremo Tribunal Federal (STF), quien después de estudiar la denuncia deberá elevar el caso a la Cámara de Diputados, por disposición constitucional.

Una vez que eso suceda, el presidente deberá ser notificado del inicio del proceso que puede conducirlo a un juicio político.

Sobre la denuncia 

En la denuncia, el fiscal dice que, entre los meses de marzo y abril de este año, con voluntad libre y consciente, Temer “recibió para sí, por medio de (el exasesor) Rodrigo Rocha Loures, ya preso por presunta corrupción, la ventaja indebida de 500,000 reales” (unos 150,000 dólares).

Ese montante habría sido “ofertado” por Joesley Batista, uno de los dueños de la multinacional cárnica JBS, a quien Temer volvió a calificar de “delincuente”.

Luego de la renuncia el presidente brasileño no tardó en reaccionar diciendo que se trata de un “ataque injurioso, indigno e infame a su “dignidad personal”.

Te puede interesar: El cardenal George Pell, el “número 3” del Vaticano, fue acusado de abuso sexual a niños

Por su parte, la Fiscalía respondió en un comunicado que la denuncia “es pública y está basada en hartos elementos de prueba (…) que no dejan dudas sobre la materialidad y autoría del delito de corrupción pasiva”. “Nadie está por encima de la ley o fuera de su alcance”, sentenció la institución judicial.

En la denuncia es acusado por los delitos de corrupción pasiva, obstrucción a la Justicia y asociación ilícita, aunque la Fiscalía todavía no se ha pronunciado sobre los dos últimos.

Lee también: Fiscal General de Brasil denuncia al presidente Temer por “corrupción pasiva”

Las investigaciones surgen de revelaciones de varios ejecutivos del grupo JBS, quienes acusaron a Temer de recibir sobornos desde 2010 y aportaron una grabación en la que el mandatario escucha en silencio y hasta consiente posibles delitos.

10 sesiones para debatir el caso

La comisión legislativa deberá debatir el caso en 10 sesiones y el presidente brasileño podrá presentar sus descargos.

Luego, la comisión tendrá cinco sesiones más para expedirse sobre la denuncia de Janot, en un informe que será votado por sus 66 miembros. La base oficialista tiene mayoría en la comisión.

También te puede interesar: Primero de siete jueces del Tribunal Electoral de Brasil vota por anular el mandato de Michel Temer

342 diputados deben votar a favor para investigación penal 

Si la denuncia por corrupción contra Temer es aceptada o rechazada por la comisión de Diputados, el informe será debatido y votado por los 513 legisladores que integran esa cámara.

Y para que se autorice la investigación penal se requiere de 342 votos favorables.

Si pasará a juicio debe dejar el cargo por 180 días

De iniciarse el proceso penal en contra de Temer, este será suspendido de su cargo durante los 180 días que la corte tendrá para resolver. Y lo sustituirá en forma interina el presidente de la cámara, Rodrigo Maia.

Te puede interesar: Detienen a asesor de Temer que fue grabado con una maleta llena de dinero

Si es condenado deben elegir sucesor

Si en el proceso judicial es condenado, Maia deberá convocar a las dos cámaras legislativas para definir, en una elección indirecta, quién completará el mandato presidencial, que concluirá a finales de 2018.

Otra alternativa es reformar la Constitución para convocar elecciones anticipadas.

De ser rechazada la denuncia del fiscal, el caso será archivado y Temer volverá a su cargo.