Los Warriors no solo jugaron contra los Cavaliers, jugaron con ellos en el primer partido finales NBA

El equipo de Golden State Warriors (GSW)  propinó la primera derrota a los Cleveland Cavaliers en el inicio de las finales de la NBA, al mejor de 5 o 7 juegos. Los guerreros salieron explosivos, con el guante en la mano, con sus francotiradores en perfecta combinación que arrancaron los alirones de sus seguidores que se hicieron presente en el Oracle Arena, con un Stephen Curry pletórico que no solo jugaba contra ellos, sino que jugaba con ellos, muy bien acompañado de Kevin Durant, el gatillero silencioso que terminó doblegando a su marca, LeBron James.

Una batalla de orgullo, equipo contra LeBron y cuatro más. Aún con ventaja de 15 puntos, el técnico auxiliar de los Warriors los llamaba al banquillo para arreglar lo que miraba mal. En los primeros dos periodos fueron superiores a los Cavs, 35-30 y 25-22.

El tercer periodo inició igual de encendido, con los Warriors agresivos empujados no solo por su afición, sino también por las estrellas de Hollywood que llegaron a apoyar a su equipo. No llegaron a cantar, llegaron a gritar a su equipo. Beyonce y su esposo, Rihanna, entre otros actores, demostraron ser fans de los GSW.

Finalizando el tercer periodo Curry dejaba sin oxígeno a sus fans, con una de tres de infarto, mientras LeBron fallaba puntos de tiros libres y luego era doblegado en fintas por Durant, frustrando así a su equipo y dejando a 21 puntos de diferencia abajo a su team.

No fue la noche de Klay Thompson, bueno la serie anterior tampoco lo fue, pero no lo necesitaron en este juego.

La diferencia de 20 puntos a favor de los guerreros faltando 6 minutos del cuarto periodo le mostraban el camino de la derrota a los Cavs de LeBron, que tendrán que esperar hasta el domingo para tratar de sanar heridas y buscar la resurrección contra los poderosos Warriors.

Faltando cuatro minutos, GSW mantenía a sus estrellas en juego, demostrando que no solo ha llegado a la final a jugar, sino a ganar… falta mucho, pero si fuera por lógica, los Warriors se encaminan sin estorbos a llevarse la gloria. Mientras, a esperar los siguientes juegos. Durant, 38 puntos y 8 asistencias; LeBron, 28 puntos, duelo ganado. Curry, 28, y 10 asistencias, letal.

Resultado final, Warrios 113  , Cleveland 89, mientras la gente gritaba a todo pulmón ¡Warrios!, y seguramente Beyonce y Rihanna preparan un nuevo canto para sus estrellas de la NBA.