Más artistas se unen al concierto benéfico de Ariana Grande en Manchester

Todos los fondos recaudados con la venta de entradas irán a parar a la Fundación "We Love Manchester".

Justin Bieber, Coldplay,  Kate Perry, Miley Cirus, Pharrel Williams, Usher, Take That y Nial Horan son algunos de los artistas que han confirmado su participación en el concierto benéfico que Ariana Grande ofrecerá este domingo 4 de junio en Manchester.

El show benéfico  se realizará en el Emirates Old Trafford Cricket Ground y será a favor de las víctimas del atentado terrorista de Manchester del pasado 22 de mayo.

Esta actuación supondrá el regreso de Ariana a Manchester apenas un poco más de una semana después de la tragedia, según ha informado la promotora LiveNation.

Todos los fondos recaudados con la venta de entradas que estarán disponibles a partir del próximo jueves 1 de junio en Ticketmaster irán a parar a la Fundación We Love Manchester, surgida en colaboración con Cruz Roja para dar apoyo a los familiares de las víctimas.

Los seguidores de Grande que ya estuvieron en el anterior concierto de Manchester podrán conseguir su entrada gratis a través de un registro previo.

Y es que Grande ya anunció el pasado fin de semana que tendría lugar su vuelta a Manchester en un plazo breve. «Desde el día en que pusimos en marcha la gira Dangerous Woman , he dicho que este espectáculo, por encima de todo, pretendía ser un espacio seguro para mis seguidores. Un lugar para que escapen, celebren, sanen, se sientan seguros y sean ellos mismos», aseguró en una carta dirigida a sus seguidores.

El atentado, subrayó, «no cambiará» este cometido. En este sentido, Grande resaltó el poder de la música como elemento aglutinador de personas «diversas» y como herramienta de homenaje a quienes sufrieron el atentado del 22 de mayo. «Los tendré en mi mente y en mi corazón y pensaré en ellos durante el resto de mi vida», concluyó.

El joven británico de origen libio Salman Abedi detonó una bomba de fabricación casera en medio de la multitud, matando a 22 personas y causando heridas a al menos 59. Muchas de las víctimas eran niñas y niños que acudían con sus padres al espectáculo de la cantante estadounidense.