Amigos y familiares dan último adiós a Óscar y Valeria a 8 días de haber sido encontrados en el Río Bravo

El domingo 23 de junio en horas de la tarde Óscar y Valeria ingresaron al río Bravo para cruzarlo pero murieron en el intento.

La mañana de este lunes 1 de julio, amigos y familiares dieron el último adiós a Óscar y Valeria, quienes fallecieron tratando de cruzar el Río Bravo en México.

Los cadáveres fueron trasladados desde México a El Salvador por vía terrestre. En la localidad de La Hachadura, en el departamento de Ahuachapán, y fueron recibidos el ministro de Gobernación, Mario Durán.

Posteriormente fueron trasladados hacia el Cementerio La Bermeja en la capital para ser velados y posteriormente este día lunes, enterrados.

El sepelio contó con amigos de Óscar y personas que llegaron de diferentes partes del país consternadas por la noticia que dió la vuelta al mundo y abrió un nuevo debate en torno a la situación de los migrantes en centroámerica.

A petición de Tania, la esposa de Oscar, tanto la vela, como el entierro se realizaron sin el acceso de la prensa y los medios de comunicación nacionales e internacionales que han dado seguimiento a esta noticia. En el sepelio estuvo también el ministro de gobernación, Mario Durán y el pastor de la iglesia ELIM, Mario Vega.

El domingo 23 de junio en horas de la tarde ellos ingresaron al río Bravo para cruzarlo y llegar a suelo estadounidense, pero cuando ya sus cuerpos estaban en las aguas, la pequeña Valeria se les soltó de las manos debido a las corrientes del río.