SERSAPROSA lanza su nueva imagen e innovación en sus servicios

SERSAPROSA fue fundada en 1993 por los principales bancos del sistema financiero de El Salvador.

La empresa SERSAPROSA, experta en innovar y ofrecer siempre una respuesta oportuna, presentó este miércoles 24 de abril su nuevo logo, con el cual será identificado a partir de ese día.

Desde hace más de 25 años, SERSAPROSA ha sabido adaptarse a las diferentes características de cada cliente, apegado a las nuevas tecnologías creando nuevos servicios de mensajería y sistemas de pago.

En el evento de lanzamiento, SERSAPROSA realizó ponencias magistrales con conferencistas internacionales que basaron sus charlas en la era digital. Entre los ponentes, se encuentra Gilberto Novelo, quien expuso de la transformación cultural a la innovación.

También estuvo Daniel Marote, quien es uno de los mayores exponentes en CUSTOMER EXPIRIENCE de Europa, y Diego de León, quien desarrolló la ponencia «transformación digital como estrategia empresarial».

De igual forma se realizó la presentación de un impresionante audio visual en el cual se expuso toda la historia y cambios por los cuales ha pasado la empresa en estos más de 26 años al servicio de los salvadoreños, sus innovadores servicios, así como lo nuevo para el 2019 de la empresa SERSAPROSA.

SERSAPROSA fue fundada en 1993 por los principales bancos del sistema financiero de El Salvador, y desde sus inicios se especializó en el servicio integral de transporte, verificación, custodia, administración de valores y documentos bancarios, utilizando todas las medidas de seguridad requeridas por la industria bancaria internacional.

En el nuevo logo de SERSAPROSA, el héxagono representa el perpetuo movimiento de la creación. El camino que siguen los procesos permanentes de la renovación a través de la transformación y el cambio.

El azul simboliza: libertad, lealtad, armonía, fidelidad, seriedad y verdad y también se asocia también a la fuerza y a la autoridad, a la energía física, a la inteligencia y a deporte. Asimismo, tradicionalmente de ha asociado a la modernidad y desarrollo tecnológico.