Conozca porque Milena Mayorga y Felissa Cristales ya no pueden asistir a las reuniones de fracción

"El golpe es duro. Si no asisten a la reunión no sabrán los lineamientos del partido, es casi un desconocimiento".

EL SALVADOR- Ante las recientes decisiones que han tomado 4 diputados del partido ARENA , este ha decidido vetar de sus reuniones de fracción a Milena Mayorga y Felissa Cristales, ellas han apoyado propuestas de otros partidos y en las últimas semanas han mostrado un descontento hacia miembros del partido al que representan en la Asamblea Legislativa.

Uno de los más recientes desacuerdos se dió cuando el presidente electo Nayib Bukele propuso el desvío de la mitad de los fondos aprobados para el nuevo edificio legislativo en escuelas y bibliotecas, Mayorga, Cristales, Arturo Magaña y Gustavo Escalante, cuatro de los 37 tricolores que componen la bancada del partido apoyaron la propuesta de Bukele. La mayoría de ellos, además, criticó a su dirigencia luego de las pasadas elecciones.  

Posteriormente el problema alcanzó su punto más alto cuando la Comisión Política (CP) del partido llamó a dar explicaciones a cada uno de ellos de sus reacciones en contra de la línea del partido. Mayorga dijo que la suya fue la reunión más larga; Felissa no brindó detalles; Magaña se retiró antes porque el presidente del Coena, Mauricio Interiano le elevó la voz, Escalante ni siquiera asistió.

Luego de todo ese problema, una fuente del partido tricolor explicó que la dirigencia decidió no convocarlos a la reunión de fracción por “adelantar postura”. Esas reuniones son el momento en donde todos los diputados se ponen de acuerdo sobre las posturas que van a adoptar sobre la coyuntura y para conocer los dictámenes que se han elaborado en las comisiones a las que cada uno pertenece. 

La fuente, que conoce de cerca el trabajo del partido en la Asamblea, continuó explicando que pensó que la prohibición solo era de la primera semana, pero la no convocatoria se extendió para la segunda semana.

En sus redes sociales Cristales publicó una carta en la cual expone su postura ante la desición tomada por el partido en contra de ella y Mayorga.

“Me acerqué al jefe de fracción, quién me informó que fue una decisión tomada por la mayoría del grupo. Pero ningún grupo parlamentario tiene la facultad de violentar mis derechos y en vista de que no hay proceso formal, ni sanción impuesta en mi contra, el hecho podría considerarse un acto arbitrario y una clara violación a mis derechos y los de mis representados”, reza parte de la carta.

“Estas son las acciones que nos hacen pedir cambios a gritos y me llevan a cuestionar si nuestros ‘liderazgos’ son los adecuados. Es una de las frases finales de la carta que envió al partido.

Por el momento, Mayorga no se ha pronunciado sobre la situación públicamente.