Expresidente Alfredo Cristiani no declarara en caso Saca

El juez consideró que esa prueba ya fue debidamente rechazada en la fase de instrucción y en consecuencia carece de valor.

El Tribunal Segundo de Sentencia de San Salvador rechazó que el expresidente de la República, Alfredo Crisitiani, declare como testigo de descargo durante el juicio que se llevará a cabo contra el expresidente Elías Antonio Saca González.

El juez consideró que esa prueba ya fue debidamente rechazada en la fase de instrucción y en consecuencia carece de valor.

El nombre del expresidente de la República, Alfredo Félix Cristiani Burkard, salió a relucir ayer en el Tribunal Segundo de Sentencia de San Salvador, para que declarara como testigo de descargo durante el juicio que se llevará a cabo contra el expresidente Elías Antonio Saca González, y seis imputados más acusados de lavado de dinero y activos, peculado, como también de asociaciones ilícitas.

Otros testigos rechazados:

El Tribunal también rechazó que comparezcan otros exfuncionarios como el caso de Ángel Benjamín Cestoni, exviceministro de Transporte y exdirector de la Academia de Seguridad Pública; Mauricio Sandoval, exdirector de la Policía Nacional Civil (PNC) y exdirector de Organismo de Inteligencia del Estado (OIE), como también el expresidente de la República y ahora diputado del Partido de Concertación Nacional (PCN), Francisco Merino López.

La presencia de estas personas durante el juicio fue a solicitud de Luis Peña, abogado defensor del exsecretario Privado de la Presidencia, Élmer Charlaix Urquilla, que junto al resto de los defensores pedían la incorporación de 28 nuevos testigos de descargo.

Al mismo tiempo, el Tribunal Segundo de Sentencia admitió el testigo con régimen de protección ofrecido por la representación fiscal.

FGR reconoce que 191 millones se pagaron como sobresueldos

Si bien la Fiscalía General de la República (FGR) los acusa de haber malversado 301 millones de dólares entre el 2004 y el 2009, la misma representación fiscal manifiesta que unos 191 millones de dólares fueron destinados para cancelar sobresueldos de algunos funcionarios de esa época.

Se el primero en comentar

Deja un comentario