Mijango ya está en bartolinas de tránsito de la PNC

Raúl Mijango, acusado de fomentar la tregua entre maras y pandillas, así como de extorsionar a una empresa de granos básicos, fue dado de alta ayer en la tarde, luego que estuviera en cama de un hospital del Seguro Social.

La Policía Nacional Civil lo trasladó a las bartolinas de tránsito de la PNC, en donde esperará si es llevado a un centro penitenciario mientras se desarrollan los cuatro meses de instrucción otorgados por el juez a la Fiscalía.

El juzgado especializado de instrucción B de San Salvador decretó el viernes pasado que Mijango y el cabecilla de la MS-13 Rubén Antonio Rosa Lovo, alias “Chivo de la central”, continúen el proceso de instrucción en la cárcel, luego de concluir la audiencia inicial en la que se le acusó de extorsionar a una empresa de granos básicos, un proceso a parte del caso de la tregua entre maras y pandillas.

El juez dio cuatro meses a la Fiscalía para que sustente el delito contra Mijango.

La Fiscalía General reveló la supuesta forma de extorsionar que utilizaba el principal implicado de la tregua entre maras y pandillas para extorsionar a una empresa. Y según los fiscales, Mijango fue él quien convocó a una reunión a la empresa y a mareros y pandilleros para negociar la extorsión.

Incluso, el que hasta el miércoles fue director fiscal de especializadas, Allan Hernández,  fue contundente y dijo que: “Mijango nunca fue un mediador en la extorsión que sufrió esta empresa, él fue un extorsionista más. No hay que cambiarle nombre a las acciones. Mijango no es mediador, en este caso es un extorsionista”.