En ocho estados de EUA hay oportunidad de residencia permanente para beneficiarios del TPS

El Gobierno federal de Estados Unidos no presentó recurso contra una decisión tomada en marzo pasado por la Corte de Apelaciones del 9º Circuito, que comenzó a regir el 1 de agosto en ocho estados, que da oportunidad a beneficiarios de TPS a aplicar para residencia permanente.

La decisión de la Corte de Apelaciones respalda una fallo tomado previamente por el juez de Distrito Thomas Zilly en el caso del salvadoreño Jesús Ramírez.

Según Zilly, el gobierno federal al otorgar el TPS en 2001 al centroamericano legalizó su entrada al país.

De esta manera, los beneficiarios del TPS que tengan un hijo o un cónyuge estadounidenses pueden ser elegibles para obtener la residencia permanente sin tener que salir del país.

En virtud a eso, organizaciones pro inmigrantes están animando a los beneficiarios que soliciten el permiso de residencia permanente cuanto antes.

El fallo judicial, que abarca Alaska, Arizona, California, Idaho, Montana, Nevada, Oregón y Washington, determina que el beneficio del TPS implica una aceptación legal en el país, lo que elimina un obstáculo importante para los beneficiados de este programa que buscan la residencia permanente (“Green card”).

“El caso en sí aplica definitivamente a una persona que tiene TPS ahora y es familiar inmediato de un ciudadano”, señaló hoy en una entrevista con Efe Daniel Sharp, director legal del Centro de Recursos Centroamericanos (CARECEN).

Sharp explicó que ser “familiar inmediato” significa ser esposo (a) o padre (o madre) de un ciudadano estadounidense.

No obstante, Sharp recomienda a todos aquellos que creen que pueden calificar, a buscar ayuda legal y hacerlo pronto.

“El TPS después de enero (de 2018) para hondureños y nicaragüenses y marzo para salvadoreños, es muy incierto”, comentó el jurista al recalcar que CARECEN continúa en su campaña para extender el TPS y ofrecer una residencia directa a todos los beneficiarios.

“Pero es una decisión política que se va a tomar dentro de unos meses y es muy incierta ahora con esta administración, obviamente”, agregó.

De acuerdo con las autoridades, actualmente hay más de 254.000 centroamericanos con TPS en los Estados Unidos.

“No queremos que la gente quede sin informarse de esta decisión y que -si después de marzo no se renovara el TPS- pueda haber perdido la oportunidad”, enfatizó Sharp.

Con informe de agencias internacionales, EFE, laopinion.com