Comunidad El Espino a la espera de orden de desalojo

Cerca de 70 familias habitan en la zona, que es propiedad privada, desde hace 30 años.

En incertidumbre se encuentran las cerca de 70 familias que habitan la Comunidad El Espino, en Antiguo Cuscatlán, luego de saber que el plazo para de seis meses para que desalojen «su hogar», luego de haber conocido el fallo del Juzgado de Paz que los calificó de usurpadores, desde hace más de 30 años, ha expirado.

Ayer se esperaba que fuera el desalojo, sin embargo no se efectuó. Este viernes nuevamente hay presencia policial a la espera de una orden superior, pero la comunidad sigue esperando una alternativa o «un milagro».

Angela Alfaro, residente de la comunidad desde hace 30 años, dijo que incluso ella trabajó para el Instituto Salvadoreño de Transformación Agraria (ISTA) y que quien los «enguevo» fue el señor Armando Solís, que en el gobierno de Antonio Saca era el presidente de la cooperativa El Espino.

«Le voy a decir un nombre, le agradezco a Armando Solis, que en aquel tiempo fue presidente de la cooperativa (El Espino) él es el que nos ha dejado en esta cosa enguevada porque a él le dieron dinero de parte de los dueños para darle movimiento aquí a la gente y él no cumplió con los acuerdos a los que habían llegado», expresó molesta Alfaro. Los terrenos usurpados se conoce que son propiedad de dos miembros de la familia Dueñas.

Además, aseguró que ninguna autoridad les ha ofrecido apoyo, ni dinero y que van a tener que sacar sus pertenencias «ellos», porque no están dispuestos a sacar nada.

«Lo que haremos es salirnos a la calle con los nietos y bisnietos, no vamos a sacar nada, ¿cree que eso es justo?», preguntó Alfaro.

Minutos más tarde se conoció que llegó personal del Viceministerio de Vivienda y de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos. Así como también el juez del juzgado de Antiguo Cuscatlán con la orden de desalojo.

Lea también: Desalojan a más de 68 familias en la comunidad El Espino, Antiguo Cuscatlán