Héctor Silva podría enfrentar segunda demanda por difamación y calumnia

Abogados del empresario Enrique Rais adelantaron que podrían presentar otra demanda por calumnia y difamación en contra del periodista de la revista Factum, Héctor Silva Avalos, por relacionar “sin prueba y evidencia alguna” a su defendido con el viceministro de Relaciones Exteriores José Luis Merino. Esta sería la segunda demanda por los mismos delitos.

Según expresaron, Silva Avalos pretende relacionar “maliciosamente” a Rais para afectarlo con el gobierno de Estados Unidos, luego que un grupo de congresistas pidieran la investigación de Merino supuestamente por tener vínculos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Incluso, el pasado 9 de junio, en una entrevista con el canal TVX, el mismo José Luis Merino, afirmó que Héctor Silva Ávalos tiene un particular interés en desacreditar al empresario Enrique Rias.

Merino expuso que un grupo de empresarios sacan dinero de sus bolsillos para financiar la revista digital de Silva Ávalos, y y emplean sus publicaciones para desacreditar a Enrique Rais porque pretenden monopolizar el negocio de la disposición final de la basura.

“Yo le diría al grupo este de señores”, el grupo de empresarios que patrocinan a Silva Ávalos, “que resuelvan sus conflictos de manera directa”, sostuvo el viceministro de Inversión Extranjera y Financiamiento para el Desarrollo, durante la mencionada entrevista.

Entonces, el interés del grupo empresarial por monopolizar el negocio de la disposición final de la basura sería lo que motiva “las embestidas del comunicador” contra su representado concluyó el abogado Rafael Hernán Cortez.

 

En uno de los más recientes artículos publicados por la revista Factum, Silva Ávalos señaló que aviones propiedad de una de las empresas del Enrique Rais fueron incautados por autoridades de Estados Unidos, por sospechas de tráfico de drogas.

De acuerdo con el abogado Rafael Hernán Cortéz, en dicho artículo Silva Ávalos no menciona que todo se trató de una “denuncia falsa” que ya fue aclarada por las autoridades.

“Ni el empresario, ni los aviones de Enrique Rais tuvieron ninguna participación de ningún acto delictivo, razón por la cual las aeronaves fueron devueltas, sin ninguna restricción. Se trató de una denuncia falsa, generada y planificada por periodistas inescrupulosos, que pronto se divulgará sus nombres”, afirmó el abogado Cortez.

Quien, a su vez, se preguntó: “¿Qué tiene que ver nuestro patrocinado con el pedido de los congresistas para que se investigue al viceministro Merino?”.

El abogado expone que en ninguna de las diversas publicaciones hechas por el periodista Héctor Silva Ávalos contra el empresario Enrique Rais se mencionan a los “canadienses mafiosos”, Matteo Pasquale y Franco Pacetti, con los que se asoció a su padre Héctor Silva, entonces alcalde de San Salvador, para construir el relleno sanitario en Nejapa cuando Silva gobernó la capital bajo la bandera del FMLN, no obstante Silva Ávalos se presenta como un “acucioso periodista investigador”, cuestionó.

Sobre los canadienses Matteo Pasquale y Franco Pacetti pesa una orden internacional de captura girada por INTERPOL puesto que en el país son requeridos en el Juzgado 5° de Instrucción, donde tienen calidad de imputados ausentes acusados por el delito de extorsión en perjuicio de Enrique Rais.

El abogado, también, expresó que en las publicaciones del periodista se guarda silencio sobre los $5 millones que recibió su padre por el relleno sanitario de Nejapa, cuyo destino no pudo aclarar de forma satisfactoria.

Este próximo 27 de julio, Héctor Silva Ávalos tendrá que comparecer a la audiencia de aportación de pruebas en el juicio en su contra por los delitos de calumnia y difamación en perjuicio de Enrique Rais.

Sin embargo, el periodista no se ha presentado a la mencionada audiencia en dos oportunidades y no ha justificado su ausencia.