El Salvador debe cumplir criterios para recibir más fondos de EUA

Embajadora Jean Manes reitera que el país cumplir 16 criterios dentro del plan de ayuda al Triángulo Norte de Centroamérica.

La embajadora de Estados Unidos en El Salvador, Jean Manes, reiteró esta mañana que es demasiado prematuro para conocer cómo se encuentra el país para seguir recibiendo cooperación de Estados Unidos bajo el Plan Alianza para la Prosperidad.

Sin embargo, señaló que estrictamente debe cumplir los 16 criterios solicitados para seguir recibiendo apoyo, lo que se aplica a los países Guatemala y Honduras.

Reitera que los 16 criterios no son una opción, pues están adscritos en su legislación, por lo que se tienen que certificar los avances para seguir brindado fondos.

La diplomática aseguró que están pendientes que todos los días hayan avances y  estos criterios se estén cumpliendo en cada uno de los países, es por ello que se  analiza por separado.

«Cuando están haciendo avances para aumentar la sentencia de las personas que están traficando personas, eso va en la columna positiva del país en el criterio de migración», mencionó.

Cada paso que cada país da para bien o para mal se analiza, afirmó, y por ende consideró que es demasiado temprano para analizar en dónde se ubica El Salvador, pero que eso se hará en los próximos meses.

«Estamos apoyando, pero todavía estamos esperando y vamos a llegar este verano analizando los avances que  cada país está haciendo,  no solamente El Salvador, (Honduras y  Guatemala) también están haciendo en cada uno de los criterios que están adscritos a nuestra legislación  para que puedan recibir apoyo adicional de Estados Unidos», indicó.

Entre los acuerdos que se encuentran adscritos destacan combatir el tráfico y trata de personas, mejorar la seguridad fronteriza, informar a los ciudadanos de los peligros de viajar ilegalmente a la frontera de Estados Unidos,  facilitar el retorno seguro, repatriación y reintegración de los migrantes indocumentados, entre otros.

Este año los tres países del Triángulo Norte comenzaron a recibir fondos parte de los $750 millones que aprobó el Congreso de Estados Unidos, solicitados por la anterior administración presidencial.