Aborto y matrimonio gay, temas incómodos en ARENA

Los temas fueron puestos sobre la mesa luego que el exsecretario de comunicaciones, Andy Failer, dijera públicamente que el partido debería abrirse a dichos temas como parte de la renovación.

La despenalización del aborto y los matrimonios entre personas del mismo sexo son dos temas que mantienen inconformes a algunos miembros del partido Alianza Republicana Nacionalista, ARENA.

Los temas fueron puestos sobre la mesa de la discordia cuando el exsecretario de comunicaciones, Andy Failer, dijera públicamente que el partido debería abrirse a dichos temas, como parte de la renovación del instituto político. Sin embargo, los areneros de alta jerarquía y que llevan décadas en el partido, apelaron a sus principios y fundamentos.

Uno de estos reza que ARENA es fiel al matrimonio entre hombre y mujer, basado en uno de los artículos de la Constitución de la República.

Ante la insistencia de Failer, el COENA decidió pedirle la renuncia. Acto seguido, cinco jóvenes miembros de JRN acompañaron a Failer en su retiro. El tema no quedó ahí. Juan Valiente y Jonnhy Wright elevaron sus voces en apoyo a los jóvenes, y fueron más allá al criticar a la dirigencia.

“Fue una valiente decisión, pero un lamentable hecho”, dijo Wright. Por su parte Valiente quién se unió a una campaña que realizaron en redes sociales los seis jóvenes retirados, publicó en su cuenta de Twitter, una fotografía en la que aparece con un cartel que dice “El liderazgo debe ser incluyente #EsNuestraVoz dicen los jóvenes”.

Mientras que algunos diputados con una línea más conservadora como Norman Quijano y Milena Calderón Sol de Escalón se pronunciaron al respecto.

“A mí no me vengan a decir  que los jovencitos de este país van a sacar adelante un partido político así porque ya aprendiste, no, la política es un diario aprender. Cada día en la Asamblea Legislativa tú aprendes algo”, señaló de Escalón.

Ni lerdos ni perezosos, los detractores de ARENA se metieron de lleno a la discusión, con el afán de causar división en el partido, y así debilitarlos para las contiendas electorales venideras.