CEO y fundador de Uber abandona la compañía luego de varias denuncias

Travis Kalanick, el CEO y fundador de Uber, dejará su puesto a cargo de la compañía por motivos personales. Así lo reveló a través de un correo electrónico que le envió a sus empleados, a quienes les explica que su ausencia será por tiempo indefinido.

En los últimos meses Uber ha enfrentado protestas, polémicas de acoso al interior de la empresa, la salida de varios de sus ejecutivos y escándalos que involucran al propio CEO. Sin embargo, Kalanick explica que las razón de su ausencia obedece más a un tema personal, pues recientemente sufrió la muerte de su madre en un accidente en barco. Su ausencia será temporal, según escribió.

«La responsabilidad última respecto a dónde hemos llegado y cómo hemos llegado aquí recae sobre mis hombros», dijo Kalanick, quien aseguró que hay «mucho de lo que enorgullecerse pero mucho que mejorar», dijo.

Los escándalos de acoso y sexismo en Uber ha sido un tema que ha pegado tan duro en la compañía, que solicitó una investigación para mejorar su cultura corporativa. La investigación estuvo a cargo de un equipo liderado por el ex secretario de Justicia de Estados Unidos, Eric Holder, y concluyó en una serie de recomendaciones que el consejo directivo de Uber aprobó el domingo pasado.

Ahora falta ver quién tomará las riendas de Uber durante la ausencia de Kalanick, aunque desde ya han comenzado a sonar los nombres de Garrett Camp, otro de los cofundadores de Uber, y el de Ryan Graves, antiguo CEO de la compañía y a quien muchos se refieren como la mano derecha de Kalanick.

El número dos de Uber y asesor cercano de Kalanick, Emil Michael, dejó el lunes su puesto de vicepresidente de negocio sénior tras la reunión celebrada este domingo por el consejo directivo para analizar la investigación dirigida por Holder.

El correo fue dado a conocer por The New York Times.