Brasil dará a conocer todos los países latinos y funcionarios que recibieron millones de dólares en sobornos de Odebrecht

Las próximas semanas serán agitadas en América Latina, cuando la justicia brasileña revele toda la verdad sobre los funcionarios, personas y gobiernos que recibieron millones de dólares en sobornos de la empresa Odebrecht, para campañas presidenciales.

A partir del 3 de junio, Brasil dará toda la información en la que salen a relucir al menos once países que en total recibieron 800 millones de dólares. Funcionarios del gobierno de Lula han apuntado también a El Salvador.

Según informes de la justicia de Brasil, y que recogen medios de prensa de prestigio, el escándalo será el mayor de la historia en la región.

Otros países que han sido confirmados que recibieron millones de dólares, de acuerdo con las declaraciones de Marcelo Oddebrecht, expresidente de la compañía, y según sendas pruebas presentadas son; $349 millones en sobornos en Brasil, $98 millones en Venezuela, $92 millones en República Dominicana, $35 millones en Argentina, $34 millones en Ecuador , $29 millones en Perú, $11 millones en Colombia y $10.5 millones en México.

Una vez que las autoridades brasileñas divulguen los nombres de quienes recibieron estos pagos, es probable que varios países anuncien la creación de agencias gubernamentales contra la corrupción o planes nacionales contra este flagelo. Pero todo eso no servirá de mucho.

En El Salvador, el Fiscal General Douglas Meléndez dijo que estaba listo para recibir la información de Brasil, con quien aseguró está en permanente comunicación.

El Salvador habría recibido millones de Odebrechet para la campaña de Mauricio Funes, y según dijo el expresidente de la compañía, también está involucrada la exprimera dama Vanda Pignato.

Funes lo ha negado reiteradamente y ha dicho que cualquier imputado, con tal de salvarse, dice cualquier cosa.

La agencia crediticia Moody’s dijo hace pocos días que el escándalo de Odebrecht frenará el crecimiento de varios países, debido a que grandes proyectos de infraestructura en varios países han sido suspendido, y muchos posibles inversionistas podrían asustarse ante las próximas revelaciones.

“Puede ser el equivalente a un terremoto de 9 grados”, me dijo José Ugaz, el presidente de Transparencia Internacional, el grupo no gubernamental que lucha contra la corrupcion. “Habrá una avalancha de datos sobre todos estos países”, a tal grado, que en cada país, de no actuar la justicia, dijo, tendrán que crear Ongs como la CICIG guatemalteca.

“Hace falta un agente externo para limpiar el sistema, porque el sistema no se va a autocorregir por sí mismo”, me dijo Claudio X. González, un empresario mexicano que dirige el grupo no gubernamental mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad.

El fiscal salvadoreño ya ha hablado de contar con una CICIES por la falta de apoyo presupuestario, y por las presiones y amenazas que recibe.

Con informes de O Globo, Nuevo Herald, agencias internacionales.