Venezuela marchó en silencio

El pasado miércoles 19 de abril, una nueva jornada de protestas masivas se tomó a Venezuela. En tres días, las manifestaciones convocadas por el oficialismo y la oposición dejaron al menos 14 muertos, decenas de heridos, un número indeterminado de detenidos (que se dice podría superar los 600) y varios momentos de angustia y tensión.

Desde que el 30 de marzo el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela (TSJ) emitió una sentencia para asumir las competencias de la Asamblea Nacional –de mayoría opositora–, el país se ha sumido en una profunda crisis institucional agravada por los problemas sociales y de desabastecimiento de productos básicos. Tres días después, el alto tribunal dio marcha atrás, pero el descontento de los venezolanos no se detuvo y han seguido saliendo de manera masiva a las calles.

Los partidos opositores piden cuatro cosas: que se inhabilite a los jueces de la Corte Suprema, que se celebren elecciones libres tan pronto como sean posibles, la liberación de los políticos presos, como López, y ayuda humanitaria para comida y medicinas en Venezuela.

 

Tras días de protestas y enfrentamientos en Venezuela, una multitud de personas convocadas por la oposición marcharon este sábado en Caracas en una protesta nombrada como la «Marcha del silencio por los caídos».

La manifestación partió desde diferentes puntos de la capital del país con rumbo a la Conferencia Episcopal de Venezuela.

En la marcha participaron líderes opositores como Henrique Capriles y Lilian Tintori, esposa del político Leopoldo López, quien se encuentra en prisión.