Los tres jóvenes asesinados a machetazos en Santa Tecla querían imponer la pandilla contraria en la zona

El mismo día del triple homicidio, fue privada de libertad Ana Vilma López de Alvarenga, de 32 años, hermana de uno de los fallecidos.

La noche del domingo, Rigoberto López Alvarenga, de 26 años, Carlos Roberto López López, de 18, y Carlos Alberto Ramírez López, de 17, se encontraban bebiendo bebidas alcohólicas cuando fueron insertados por sujetos vestidos de negro a 100 metros de un centro escolar, en el cantón Pajales del municipio de Santa Tecla, departamento de La Libertad.

Según la línea de investigación de las autoridades, los jóvenes habían elaborado un complot contra la criminales de la MS y tenían como objetivo que la pandilla 18, a la cual eran afines atacara el cantón Los Pasajes. Sin embargo, al ser descubiertos sus intenciones, sus rivales los privaron de libertad para asesinarlos.

Según informó la Policía Nacional Civil (PNC), los fallecidos se encontraban departiendo bebidas alcohólicas cerca de una cancha de fútbol del lugar, cuando a eso de las 11:00 de la noche se dispusieron a ir a buscar más alcohol y fueron interceptados por varios sujetos quienes los asesinaron con corvos.

Al parecer, los MS asesinaron a los tres familiares al verlos vulnerables por su estado de ebriedad y así acabaron con sus intenciones.

El mismo día del triple homicidio, fue privada de libertad una mujer de nombre Ana Vilma López de Alvarenga, de 32 años, quien sería hermana de Rigoberto. Hasta el momento, las autoridades no han confirmado si la mujer era parte del plan o se encontraba en la zona de manera circunstancial.