Empresarios de la ruta 11 deciden apagar los motores de sus unidades debido a que pandillas exigen se duplique el monto de la extorsión

FOTO DE REFERENCIA
FOTO DE REFERENCIA

Esta mañana empresarios de la ruta 11 que hace su recorrido entre la colonia Palo Blanco y residencial El Sitio, de San Miguel decidieron apagar sus motores y parar sus unidades debido a las amenazas de las pandillas.

Los grupos criminales están exigiendo que se duplique el monto de la extorsión que actualmente están pagando.

Los empresarios compartieron que en la actualidad la exigencia de las estructuras criminales es de $2,500 por las 25 unidades de esa ruta.

Los empresarios comunicaron que desde la semana pasada los delincuentes quieren que se le duplique ese monto.