Así se malgastó el dinero de los “narcobarriles” el exfiscal Luís Martínez. Entérese aquí:

Durante su gestión, el exfiscal Martínez aseguró que dicho dinero fue utilizado para llevar a cabo proyectos, como el actual centro de escuchas telefónicas.

EL SALVADOR.- El uso de los cerca de $15 millones encontrados en narcobarriles siempre fue un misterio para los salvadoreños que se preguntaban que había sucedido con dicho dinero encontrados en 2010 en la hacienda El Recolado, ubicada en el cantón Penitente Abajo del municipio de Zacatecoluca, en el departamento de La Paz.

Durante su gestión, el exfiscal Martínez aseguró que dicho dinero fue utilizado para llevar a cabo proyectos, como el actual centro de escuchas telefónicas; aunque publicaciones periodísticas señalaban que ese dinero se usaba como una especie de “caja chica”, que servía incluso para pagar aguinaldos.

Sin embargo, tras años de este hallazgo millonario, este martes el jefe Unidad contra Lavado de Activos de la Fiscalía General de la República (FGR), Jorge Cortez, reveló que dicho dinero fue utilizado por el exfiscal general Luis Martínez incluso para sus gastos personales de lujo.

Mediante la Operación «Corruptela», la Fiscalía encontró que el exfiscal Martínez utilizó dinero de cuentas de patrimonio especial del Ministerio Público para gastos personales. Dichas cuentas especiales, eran de la de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y de la Unidad de Narcotráfico, de esta última se nutría de fuentes como de los cerca de $15 millones, afirmó Cortez.

La noche del 1 de septiembre de 2010, agentes de la División Antinarcóticos (DAN) de la Policía Nacional Civil (PNC) y de la Fiscalía desenterraron dos barriles con 10.2 millones de dólares. Nueve días después, fiscales localizaron otro barril en la residencial Quinta de Las Mercedes, ubicada en Lourdes, Colón. Ese barril había $4.2 millones. Lo que hizo un total de 14.4 millones de dólares.

De acuerdo con las autoridades, este dinero era producto del narcotráfico y su dueño era el señor José Mario Paredes Córdova, un prominente narco guatemalteco conocido como «El Gordo Paredes», a quien había sido capturado en Honduras en mayo del 2008 y extraditado a los Estados Unidos.

A mediados de 2017 la Fiscalía anunció que la hacienda donde se descubrieron los barriles con dinero estaba en un proceso de extinción de dominio para que dicho activo pase al Estado.

Jorge Cortez sostuvo que del dinero sustraído de las cuentas especiales se pagaban consultorías ficticias por parte de personas afines al exfiscal Martínez y se realizó contratación de personal que le ayudara a este a mantener el control estructural sobre la institución.

También se pagaron remodelaciones de la vivienda de Luis Martínez en Nuevo Cuscatlán, blindaje de una camioneta de lujo otorgada presuntamente por el expresidente Funes, pago de recibos de telefonía y unos viáticos irregulares con los que el exfiscal y su séquito pagaba artículos lujosos.

De acuerdo con el fiscal Meléndez, se sustrajo más de $735 mil de estas cuentas especiales para todas las actividades ilícitas contempladas en la “Operación Corruptela”, por el cual son procesadas 25 personas, entre ellas el expresidente Funes y Enrique Rais.

A Luis Martínez se la acumularon 10 delitos más, incluido el de lavado de dinero. El exfiscal fue intimado este martes, luego que se suspendiera su audiencia preliminar por los delitos de omisión de investigación y fraude procesal.