Confesó haber asesinado a su sobrino de 9 años en Santa Ana y es condenado a 30 años de cárcel

El menor fue asesinado con arma blanca el año pasado en Santa Ana.

EL SALVADOR.- Un sujeto identificado como Pablo Gilberto Martínez Vásquez, fue condenado este día a 30 años de cárcel por el asesinato de un niño de 9 años de edad, ocurrido el año pasado en Candelaria de la Frontera, departamento de Santa Ana.

Al sujeto se le desarrolló la vista pública este día en el Juzgado Primero de Sentencia de la ciudad de Santa Ana en donde fue condenado a 30 años de cárcel por el homicidio de un menor de 9 años ocurrido en agosto de 2019.

En ese momento la Policía Nacional Civil (PNC), señaló que el niño que cursaba su segundo grado, salió el día viernes de su vivienda y ya no se supo más de él, por lo que fue reportado como desaparecido por la noche.

Fue hasta el día siguiente (sábado), en horas de la madrugada, que el cadáver del menor fue localizado con heridas de arma blanca, en el caserío Boca de la Montaña, del cantón Casas de Tejas de Santa Ana.

Tras el hallazgo del cuerpo, el ahora condenado identificado como Gilberto Martínez de 19 años (tío del menor), fue capturado como principal sospechoso del crimen.

El hombre fue señalado de consumir bebidas alcoholicas y drogas y según las versiones, estaba bajo los efectos de las mismas cuando cometió el delito, que luego confesó.

No obstante, ha quedado pendiente la vista pública de un segundo imputado, la cual ha sido reprogramada debido a la emergencia por COVID-19.

De acuerdo con las investigaciones, aunque Martínez fue el actor material, el segundo involucrado es José Antonio Cruz, autor intelectual.

Cruz era dueño de la propiedad donde vivía la víctima y al parecer quería tener una relación con un familiar del menor.