¿Es sano para tu hijo tener mascotas en casa? averígualo aquí

Tener mascotas es un vínculo muy beneficioso para los más pequeños, contribuyendo a su desarrollo físico y emocional.

Los animales acaban adquiriendo un papel fundamental en la familia y en especial con los más pequeños de la casa. Las mascotas juegan un rol especial para los niños, ayudándoles a desarrollar sus funciones motoras y contribuyendo a su desarrollo educativo, social y emocional.

Un perro o un gato en casa les obliga a asumir sus responsabilidades, es un ser vivo al que hay que cuidar y respetar, aumenta su autoestima, mejorando la integración de la familia y creando en ellos sentimientos de competencia y seguridad. La mascota se convierte en su compañero de actividades y juegos y en un apoyo emocional que les ayuda a superar el sentimiento de miedo o tristeza.

Para que las mascotas también se sientan a gusto en casa es importante crearles un lugar especial para dormir, para hacer sus necesidades, en especial en el caso de los gatos, colocando la bandeja en un lugar que no sea de tránsito. Hay que evitar las mascotas estén continuamente en la cocina, para evitar las contaminaciones cruzadas, y en los dormitorios. Es muy importante que los animales estén siempre limpios.