Mujer es invitada a bautizo en Inglaterra y amanece ebria en España

La británica no apareció en el trabajo el lunes y tuvo que llamar a su jefe para explicarle su situación.

Rachel Wynn, una ciudadana británica de 32 años, fue invitada a un bautizo en Manchester, Inglaterra, pero nunca imaginó que su día acabaría muy lejos de allí, en las playas de Ibiza (España). 

Según el Manchester Evening News, la mujer reveló que no suele hacer estas locuras, pero que el alcohol la empujó a vivir la más surrealista experiencia. Confesó, además, que estuvo bebiendo todo el día y que cuando unos amigos la invitaron a Ibiza para celebrar un cumpleaños, no dudó en ir.

«Estaba en un bautizo y también era el cumpleaños de mi amigo ese día, así que fui a su casa tras la celebración. Ellos ya estaban en Ibiza y me ofrecieron ir hasta allí, así que lo hice”, manifestó.

Relató que lo hizo debido a su estado de embriaguez, pero que al sentarse en el avión lo lamentó: “Pensé: qué he hecho”, señaló. Aún así, llegó a las paradisíacas playas de Ibiza sin equipaje, vestida para un bautizo con apenas su pasaporte y una tarjeta de crédito.

Cuando volvió a estar sobria, reparó en lo que hizo y buscó desesperadamente un vuelo de regreso, pero tuvo que esperar dos días para volver a Manchester. “Es la cosa más estúpida que he hecho”, dijo.

La británica no apareció en el trabajo el lunes y tuvo que llamar a su jefe para explicarle su situación. “Se enfadó bastante conmigo, pero creo que ya se le ha pasado. Se sentirá decepcionado pero creo terminará viéndole el lado divertido”, señaló Wynn.