VACACIONES: Protege tu piel en 10 simples pasos

Para estas vacaciones todos los salvadoreños aprovechan para ir a la playa, disfrutar del sol, broncearse y lucir un hermoso traje de baño.

Para estas vacaciones todos los salvadoreños aprovechan para ir a la playa, disfrutar del sol, broncearse y lucir un hermoso traje de baño. Sin embargo, aunque estemos de descanso no debemos olvidar que el sol es el peor enemigo de nuestra piel.

A continuación se mostramos tips para que luego de las vacaciones regreses con una piel igual o mejor de como estabas.

1- Protege el rostro, cuello, cuello y orejas.

La mejor estrategia para evitar arrugas, manchas, enrojecimiento y pecas es usar un sombrero de ala ancha, sombrillas, camisa mangas largas y pantalones que sirvan como escudo ante los rayos del sol. Recuerde que la exposición directa envejece prematuramente.

2- Utiliza diariamente protector solar con factor de protección mayor a 50 y retocarlo cada cuatro horas.

Es importante aplicar el protector 20 minutos antes de exponerse al sol.

3- Limita la exposición a la luz ultravioleta entre las 10: 00 a.m. hasta las 4:00 de la tarde, pues en estas horas su efecto es más dañino.

4- La salud de los ojos es otro aspecto fundamental que debemos cuidar, por eso es recomendable usar gafas de sol que protejan de los rayos UVA y UVB.

Además, es conveniente que un especialista de la visión le indique que lentes comprar.

5- El cuidado de la piel de los niños requiere de una atención especial porque ellos son más vulnerables a los efectos del sol.

Es fundamental protegerlos con gorras, sombreros, gafas y suéteres largos. A los niños menores de 6 meses no se les debe aplicar protector solar por ningún motivo. 

6- En los días nublados también recibimos radiación ultravioleta del sol, por lo que debemos protegernos aunque no haya sol.

7-Si bien las cámaras de bronceado son una alternativa para broncear la piel, estudios comprueban que puede traerle graves consecuencias como cáncer, daños en la vista y arrugas.

8- El sol también causa resequedad, debilitamiento y caída del cabello.

Antes de tomar el sol, se debe aplicar abundante tratamiento para protegerlo del agua del mar y químicos de las piscinas. 

9- La exposición solar produce la deshidratación en todo el cuerpo, por tal razón es fundamental consumir líquidos en abundancia.

Hay que hidratar la piel tanto por dentro como por fuera. 

10- En el caso de presentarse una quemadura o enrojecimiento, lo primero es bajar la temperatura con un paño de agua tibia para que la piel se recupere.

Se recomienda aplicar cremas humectantes tres veces al día y no exponerse nuevamente a los rayos del sol. 

Se el primero en comentar

Deja tu comentario


*