6 alimentos que nunca volverás a comer sabiendo esto

si te preocupas por tu salud y la de tu familia, nunca más debes volver a ingerir los 6 alimentos que mencionamos a continuación.

Si te preocupas por tu salud y la de tu familia, nunca más debes volver a ingerir los 6 alimentos que mencionamos a continuación.

1. Nuggets de pollo

La carne en la que se basan es en realidad pechuga de pollo molida. Pero, solo constituye aproximadamente el 50% del nugget, el resto es piel de pollo molida, hueso, vasos sanguíneos y tejidos conectivos, además de grasa. También contienen algo de sal, azúcar, almidón y “aglutinantes y rellenos”, sean lo que sean.

2. Crema artificial para el café

Las cremas líquidas no lácteas tienen el color y la consistencia de la crema, pero están totalmente hechas a base de aceite. Esa sensación bucal aterciopelada se logra con agentes espesantes y emulsionantes como la carragenina, un ingrediente que tiende a causar inflamación y problemas digestivos.

3. Queso

Quieres convencerte a ti mismo de que el queso es vegetariano, ¿verdad? ¿Sin animales que tengan que morir en su producción? Bueno, ese no es siempre el caso. La mayoría de los quesos contienen un compuesto llamado cuajo, que tradicionalmente se encuentra en el estómago de los terneros lactantes.

Puede que no sea imposible encontrar queso que puedas comer sin que te dé asco. Aproximadamente el 80% del cuajo utilizado en la actualidad ha sido diseñado genéticamente mediante la inserción de ADN de vaca en ciertas bacterias, hongos y levaduras.

4. Queso rallado

Si alguna vez usaste queso rallado y empaquetado por su conveniencia, es posible que hayas notado que tiene una textura claramente diferente a la del queso que desmenuzas tú mismo. Esto se debe a que el queso rallado contiene una cantidad significativa de pulpa de madera.

Para ser justos, el queso rallado natural se volvería a hacer solido durante el envío si no fuera por algún tipo de material desecante. Pero en realidad, podría valer la pena invertir el tiempo para rallar un poco de queso fresco en casa cuando lo necesites.

5. Cerveza

A veces no hay nada mejor que un tarro de cerveza helada. Hay diferentes tipos y texturas de cerveza, pero las hermosas versiones ámbar, ocultan un secreto asqueroso.

Como si el proceso de fermentación no fuera lo suficientemente asqueroso cuando realmente piensas acerca de él, la cerveza incluye un ingrediente llamado cola de pescado para ayudar a que el producto sea más claro y brillante. La cola de pescado es un tipo de gelatina hecha de vejigas secas de pescado.

6. Gelatina y malvaviscos

La gelatina y los malvaviscos son productos hechos con gelatina (y mucha azúcar). La gelatina simple parece un polvo translúcido inocente, pero se produce al hervir la piel, los huesos y los cascos de las vacas y los cerdos.

Se puede usar todo tipo de chatarra de animales sacrificados, así que una vez que superes el factor asco, el lado bueno es que se desperdicia muy poco de los animales que dan su vida por la nuestra.