Policía fue a poner orden a una fiesta gay y todo se sale de control. Vea lo que pasó:

El nivel de drogas y alcohol era tan alto como la música, y los de la fiesta no se enteraban de nada hasta que el policía sacó el arma reglamentaria y comenzó a disparar al techo, fue en ese momento que todos se dieron cuenta de su terrible error, pero ya era tarde, el policía pidió refuerzos y terminaron arrestando a 15 asistentes de la fiesta.

Un policía de Nueva York fue enviado a un edificio de Manhattan para controlar y poner orden a una fiesta que se había salido de control ya que estaban recibiendo multitud de llamadas de vecinos que se quejaban de enorme ruido y música muy alta.

Cuando el policía llegó, tocó a la puerta y le abrieron, se encontró con una fiesta gay muy loca y fuera de control.

Los asistentes de la fiesta enseguida pensaron que se trataba de un striper y que era un regalo del dueño de la casa, así que comenzaron a jalarlo, entre todos hasta que se lo echaron al hombro y lo llevaron hasta una habitación mientras el policía gritaba que lo bajaran inmediatamente.

El nivel de drogas y alcohol era tan alto como la música, y los de la fiesta no se enteraban de nada hasta que el policía sacó el arma reglamentaria y comenzó a disparar al techo.

Fue en ese momento que todos se dieron cuenta de su terrible error, pero ya era tarde, el policía pidió refuerzos y terminaron arrestando a 15 asistentes de la fiesta.