6 alimentos que jamás debes incluir en tu cena

La cena es la última comida del día, y  como tal tiene gran importancia para una correcta regeneración del organismo y un descanso pleno y reparador.

A continuación te presentamos 6 alimentos de consumo prohibido por la noche y te explicamos porque no los debes comer poco antes de dormir.

Carnes rojas

Las carnes rojas como la carne de ternera o de potro contienen grandes cantidades de grasas y son difíciles de digerir, por lo que no están recomendadas por la noche, pese a que su nivel calórico no sea excesivamente elevado. Además su correcta digestión supondrá una esfuerzo extra, algo nada positivo para un descanso adecuado.

Consumir carnes blancas como la de pollo o la de pavo, así como pescados como la merluza o el lenguado, es ideal para una cena saludable que fomente el descanso e incluso favorezca la pérdida de peso en el caso de necesitar deshacerse de esos quilos de más.

 Embutidos

Los embutidos son carnes procesadas que contienen una gran cantidad de sal y en ocasiones también de grasa, lo que los convierte en alimentos muy energéticos y de difícil digestión, sobre todo aquellos que llevan picante.

Además, el valor nutricional de los embutidos es relativamente bajo. Debido a esto y a la gran cantidad de grasas que contienen, no están recomendados como alimentos para una cena saludable.

 Espaguetis, pan o patatas

Los espaguetis o el pan son algunos de los alimentos que más hidratos de carbono contienen, en concreto unas 400 calorías por 100 gramos de producto.

Los hidratos de carbono son muy necesarios para el funcionamiento óptimo del organismo durante el día, pero por la noche nuestra actividad y nuestro metabolismo disminuyen, por lo que el exceso de calorías se transforma en grasa que se acumula en el cuerpo.

No obstante, acompañar un plato de pescado blanco junto con unos 25 gramos de pasta o pan integral es una cena ideal para el organismo: no olvidemos que quemamos calorías de manera constante por lo que cenar muy poco también puede ser perjudicial.

Cereales o galletas con leche

¿Quién no ha decidido cenar en infinidad de ocasiones un bol de cereales integrales con leche pensando que esta sería una cena baja en calorías? ¡Pues error! Los cereales son alimentos muy ricos en carbohidratos, por lo que contienen muchas calorías, más de las que deberíamos consumir antes de ir a dormir.

Frutas

Del mismo modo que con los cereales, caer en la trampa de cenar solo fruta por la noche pensando que de este modo vamos a conseguir bajar de peso es un error que muchas personas cometen. Las frutas son muy ricas en fructosa, un azúcar que si no es quemado se almacena en el organismo en forma de grasa.

De este modo, el consumo exclusivo de fruta por la noche priva al organismo de otros nutrientes necesarios como las proteínas, además de aportar demasiados azúcares. No obstante, complementar una cena saludable de pollo a la plancha con una fruta puede ser recomendable por la gran cantidad de vitaminas que contienen.

 Pizza

Evidentemente, y pese a ser una de las más recurrentes entre grupos de amigos, la pizza es una cena prohibida por su alto contenido en hidratos de carbono (en la masa) y su gran cantidad de grasas y aceites (en el queso o el bacon, por ejemplo). Es por ello que, si nuestro objetivo es mantener el peso o tener un aspecto cuidado, cenar pizza no es nada positivo.