Conoce los trucos para recuperar rápido tu figura luego de vacaciones

Los kilos que aumentas en vacaciones es un peso difícil de desaparecer en los meses subsiguientes.

Durante las vacaciones de verano en promedio, una persona puede aumentar medio kilo, y aunque parece poco, de acuerdo a un estudio publicado en el The New England Journal of Medicine este es un peso difícil de desaparecer en los meses subsiguientes.

Es por ello que es importante recurrir a algunos tips para bajar esos kilos de más que quedaron de la Semana Santa.

  1. Dieta baja en sal. Come durante un día entero solo frutas (en las 4 comidas) e infusiones a gusto sin azúcar. Esta práctica constituye un día de desintoxicación.
  2. Cambio en la mañana. Desayuna con infusiones con poca azúcar, con 2 frutas o ensalada de frutas y ½ taza de cereales sin azúcar con leche descremada.
  3. Duerme. Trata de realizar una hora de siesta.
  4. Apoyo nocturno. Cena vegetales únicamente: ensaladas mixtas y variadas con 2 claras de huevo (sin las yemas), o una sopa de verduras casera.
  5. No consumir bebidas alcohólicas por 30 días. Esto ayuda sobre todo a perder los kilos que subimos, y por ende disminuye la circunferencia abdominal.
  6. Controla tu peso una vez cada 3 o 4 días.
  7. No veas la televisión más de 1 hora por día. Invierte ese tiempo en actividad física.