Cuídese de las enfermedades virales o del «mal de mayo» en estas vacaciones

Los mariscos y el agua contaminada son de los principales transmisores de esta enfermedad viral.

A pocos días para las vacaciones de Semana Santa, los salvadoreños ya preparan maletas para ir de paseo a los diferentes lugares turísticos del país. Sin embargo olvidan, casi siempre, ir preparados para las enfermedades virales o el conocido popularmente como «mal de mayo» o enfermedad del viajero, que aqueja por estos días, debido en la mayoría de los casos a comer alimentos no tratados con el debido procedimiento higiénico y terminan siendo víctimas de este.

Uno de los padecimientos más frecuentes es la enfermedad diarreicas o gastrointestinal y aunque es poco común que provoquen la muerte, sí arruinan la diversión y el descanso de los paseantes.

La investigadora del Departamento de Biomedicina Molecular del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), Teresa Estrada García, indicó que la causa más frecuente de contaminación para enfermarse son los alimentos y el agua.

Por ello, la especialista recomienda que la comida y el agua se elaboren con estrictas medidas de higiene y que cualquier persona que manipule los alimentos se lave bien las manos antes de prepararlos, según un reportaje de Publimetro.

“Lo que ocurre en los viajeros es que se exponen a microorganismos con los que no habían estado en contacto antes, cepas diferentes a las que circulan en su entorno habitual, sobre todo si los paseantes provienen de zonas más industrializadas del país y visitan áreas menos desarrolladas”, dijo la investigadora en un comunicado.

Para prevenir la enfermedad diarreica, la científica recomienda a los viajeros seguir algunas normas internacionales como es consumir alimentos que estén bien cocidos y evitar los alimentos crudos, además alertar a las autoridades sanitarias de lugares insalubres.

La diarrea aparece por lo regular entre las 24 y 48 horas después de una infección, aunque depende del tiempo de incubación de la bacteria, de las dosis de éstas que se hayan consumido y de la susceptibilidad genética a infecciones que tiene cada individuo.

Por ejemplo, agrega el texto, dos personas pueden comer el mismo alimento contaminado y a uno no pasarle nada, pero el otro individuo sí desarrollará la enfermedad diarreica.

La enfermedad diarreica se caracteriza por presentar más de tres evacuaciones semisólidas o líquidas durante el día, dolores abdominales, náuseas, malestar general y en algunos casos vómitos, un cuadro que produce deshidratación.

La investigadora añade que las enfermedades del estómago son más peligrosas en el caso de los niños y en personas de la tercera edad, pues ellos se deshidratan con mayor rapidez. Lo más recomendable es proporcionarle solo suero al enfermo.

COMO TRATARLAS

La mayoría de estas infecciones gastrointestinales pueden curarse solas limitando algunos alimentos como las grasas e irritantes, pero en algunos casos severos se recomienda el uso de antibióticos debidamente prescritos por un médico.

Los médicos recomiendan a pacientes con diarrea tomar muchos líquidos o suero para evitar la deshidratación, comer arroz sin grasa, pechuga de pollo asada, verduras y evitar embutidos e irritantes como el alcohol o picantes y los lácteos.

Lo más recomendable es que siempre ande un botiquín con medicinas para calmar el dolor de estómago y otras para tratar este tipo de virus.

Imagen relacionada