Dile adiós a esas arrugas en el cuello

Hidratación, protección solar, agua fría y un poco de miel pueden ser tus aliados perfectos para deshacerte de las arrugas.

Si eres de las amantes que cuida mucho de su piel y ya no digamos de su cutis, no está de más que tomes en cuenta estos consejos para que puedas cuidar mejor el cuello.

Limpieza, tonificación, hidratación y protección contra los rayos del Sol son esenciales para frenar los signos de envejecimiento prematuro. Para ello, una solución es optar por ingredientes naturales concentrados en esos deseables frascos y botellitas que están en los mostradores de las tiendas cosméticas.

Además, también puedes consultar con tu dermatólogo o esteticista sobre las terapias con láser o alternativas para esta zona tan delicada. Recuerda elegir cada producto según tu tipo de piel.

Aquí una rutina para disminuir las arrugas en el cuello. En primer lugar no olvides hacerte una hidratación. Es muy usual que se descuide esta zona y realmente necesita atención porque con el paso del tiempo irá perdiendo su elasticidad. Debes aplicar crema hidratante para combatir su flacidez.

Otro buen consejo es la protección solar. Utiliza crema con protección solar para evitar que la piel envejezca, pierda elasticidad y de paso impedir que la papada se acentúe. Actualmente las hay disponible en crema y geles, los cuales debes aplicar antes de maquillarte. Se recomienda un factor mínimo de 30.

No esta de más que utilices agua fría. Un chorro a presión de agua fría sobre el cuello y un masaje suave son una buena alternativa para cuidar de esta parte del cuerpo. Aquí te contamos cómo hacerte un facial de hielo en casa

Apóyate de in poco de miel. Aplica una buena cantidad de miel sobre tu cuello y cúbrelo con una gasa humedecida durante unos 20 minutos aproximadamente. Luego retira con abundante agua fría.

Otros de los compuestos que actúan contra las arrugas en el cuello son la glicerina, la vitamina B y el colágeno.