Migraña: más que un simple dolor de cabeza

La migraña es un dolor que afecta a la mitad de la cabeza y se repite por periodos de tiempo.

 

La migraña es considerada más que un dolor de cabeza. Y es que las migrañas son mucho más que un incómodo malestar, ya que puede producir una discapacidad moderada o grave, tal y como apunta la Sociedad Española de Neurología.

Una merma de la calidad de vida que afecta a los pacientes diagnosticados de migrañas, una patología que, según datos médicos afecta a más de tres millones de personas en nuestro país.

Padecer migrañas es más severo que un dolor de cabeza, ya que estamos ante una patología que puede mermar de manera notable la calidad de vida, afectando tanto a las relaciones personales como las laborales.

Complicaciones en la evolución de la enfermedad y en su manejo que pueden incapacitar al paciente para llevar una vida normal durante los episodios de migrañas, los cuales suelen llegar acompañados de fotosensibilidad, cansancio, sonosensibilidad, vómitos y náuseas.

Un dolor que, según datos de la Sociedad Española de Neurología, afecta más a las mujeres que a los hombres. En concreto, cinco puntos por encima, ya que la prevalencia de la migraña entre los hombres se sitúa en torno al 12% y en las mujeres se eleva al 17%. Las migrañas suelen aparecer entre los 15 y los 50 años.

Cuando hablamos de complicaciones en el abordaje de esta enfermedad, hay que subrayar la importancia de seguir el tratamiento. No todos los pacientes lo hacen. De hecho, se estima que entre un 20 y un 25% de la población que padece migrañas no ha consultado nunca con el médico, al tiempo que la mitad de los pacientes suele abandonar el seguimiento tras las primeras consultas médicas.

Sin embargo, tanto para prevenir como para mitigar los síntomas de las migrañas es importante consultar al especialista y seguir el tratamiento prescrito. Abandonar el tratamiento no es el único error, también el de automedicarse. En ambos casos, el efecto puede ser que el problema se vuelva más agudo. Además, el diagnóstico es fundamental si tenemos en cuenta que las migrañas también se han relacionado con problemas de ansiedad, depresión y un mayor riesgo de trastornos cardiovasculares.

 

 

 

En caso de padecer una migraña aquí le dejamos unas recomendaciones

  • Llevar una vida sana, sueño regular, moderado ejercicio físico, y una dieta equilibrada
  • Dormir el mismo número de horas los fines de semana que los días de trabajo
  • Evitar la toma de alimentos o bebidas que asociemos con el inicio del dolor de cabeza
  • Protección de la luminosidad solar
  • Evitar y controlar el estrés. Si trabaja con ordenador realice pausas periódicas.
  • Evitar el uso de algunos fármacos que pueden producir cefalea (como los vasodilatadores), o aumentar su frecuencia (como los anticonceptivos orales en las mujeres)
  • En el inicio de la crisis conviene buscar un sitio tranquilo y con poca luz, y tomar lo ante posible la medicación indicada por su neurólogo
  • No olvide tomar la medicación preventiva si así se lo ha indicado su médico
  • Ante cualquier duda póngase en contacto con su médico
  • Deberá consultar con su médico lo antes posible si: El dolor es muy intenso y no cede con los analgésicos pautados y/o si el dolor de cabeza se acompaña de fiebre.