Había tremenda fiesta gay, vecinos ponen denuncia, llega un policía y lo confunden con stripper

Unos vecinos llamaron a la policía en Estados Unidos porque una fiesta estaba causando mucho ruido y se había salido de control.

Era un grupo de jóvenes gay que tenían tremendo ruido.

Ante la denuncia telefónica, un agente se apersonó inmediatamente y realizó una visita sorpresa. Pero jamás imaginó que el sorprendido terminaría siendo él: los presentes lo vieron muy apuesto y lo confundieron con un stripper.

La fiesta gay había alcanzado niveles tan alocados que lo jalaron al interior del apartamento, a pesar de las negativas del efectivo.

Al ver que no tenían planeado soltarlo y percatado de la presencia de drogas y bebidas embriagantes, optó por hacer uso de su arma para poner fin al incidente. Disparó hacia el techo y terminó con la confusión.

Los presentes, que en un principio creyeron que el policía había llegado para ofrecerles un show muy caliente, terminaron por convencerse que no era un stripper, aunque ya era demasiado tarde.

El oficial llamó solicitando refuerzos y detuvieron a 15 personas, además de dar por concluida, de manera muy violenta, la desenfrenada celebración. El incidente, sucedido en Nueva York, ha dado la vuelta al mundo a través de las redes sociales, y miles de cibernautas han tomado con mofa la situación.