Sarcopenia: Causante de la pérdida de masa muscular

Esta pérdida podría imposibilitar la realización de varias actividades cotidianas e incluso podría provocar con dolor crónico.

La sarcopenia es una de las causas que provoca una pérdida de masa muscular muy pronunciada que se da en el 10% de los adultos después de cumplidos los 50 años. Esta pérdida podría imposibilitar la realización de varias actividades cotidianas e incluso podría provocar con dolor crónico.

Aunque generalmente se genera en una determinada edad (en las mujeres suele retrasarse hasta la menopausia) podría aparecer de forma temprana por una serie de hábitos que la fomentan y pueden hacer que llegues a desarrollarla.

Algunos de los síntomas que podrían determinar la existencia de ésta enfermedad son pérdida de fuerza, incapacidad para mantenerte activa, cansancio regular, fatiga injustificada o incluso estado de ánimo decaído. Por supuesto, estos síntomas no son exclusivos de la sarcopenia y lo que debes hacer es acudir a un médico para que te la diagnostique si crees que cumples con este tipo de sintomatología.

Para evitarla es necesario tener una dieta equilibrada y practicar ejercicio de forma regular. Además es importante evitar una serie de hábitos nocivos para  prevenir la sarcopenia.

Estilo de vida sedentario: Es importante ejercitar los músculos de manera habitual y una alimentación con los grupos alimenticios.

Enfermedades crónicas: Alguna de ellas como por ejemplo contracturas musculares crónicas, ciática a menudo, dolores en las articulaciones. No deberías restar importancia al asunto y deberías tratar de solucionarlo lo antes posible.

Estrés severo: Los estados de ansiedad o estrés de forma continuada también pueden afectar a la salud de nuestros músculos.