Mujer tiene dos orgasmos continuos y termina en silla de ruedas

Después de llegar al orgasmo dos veces seguidas le paralizó la parte izquierda de su cuerpo y terminó postrada en una silla de ruedas.

Lucinda Allen, una mujer de 38 años del Reino Unido, probablemente nunca se imaginó que tener relaciones sexuales con su esposo la dejaría en silla de ruedas. Después de llegar al orgasmo dos veces seguidas le paralizó la parte izquierda de su cuerpo y terminó postrada en una silla de ruedas.

El insólito caso ocurrió hace cinco años cinco años, ella estuvo al borde de la muerte al sufrir fuertes dolores de cabeza tras alcanzar el clímax con su pareja. En ese entonces tenía seis meses de embarazo.

Según los médicos su condición de salud era tan grave que fue inducida a un coma mientras le practicaban una cranetomía para aliviar la presión de su cerebro. Seis meses después despertó del coma y su bebé no había sufrido ningún daño.

“Soy muy afortunada de estar aquí pero no le deseo a nadie lo que me tocó vivir”, señaló la mujer, quien reveló que toda su vida adulta sufrió serios dolores tras llegar al orgasmo, pero el que sintió hace cinco años fue diferente. La hizo retorcerse sobre su cama y no dejaba de llorar.+

La mujer decidió contar su historia para concientizar a la gente sobre las cefaleas coitales para evitar que otras mujeres terminen como ella si no se tratan a tiempo. Según los especialistas creen que el fallo cerebral fue producido por una anomalía congénita en un vaso sanguíneo que le causó dolores de cabeza tras alcanzar el orgasmo.

Además los médicos aseguran que el caso Lucinda Allen fue un poco inusual ya que la mayoría de pacientes con hemorragia cerebral después del sexo presenta sangrado en la superficie del cerebro por la ruptura de un aneurisma.