Cómo descubrir cuando el deporte se ha convertido en una obsesión

Jhoana Pereira, especialista en nutrición deportiva, explicó que algunos hombres, entre los 18 y 35 años, sufren de un trastorno llamado vigorexia.

Hacer ejercicio es bueno para la salud, pero los expertos dicen que todo tiene su limite y hacer demasiado podría convertirse en una obsesión que te puede llevar a tener serios problemas en tu cuerpo.

Jhoana Pereira, especialista en nutrición deportiva, explicó que algunos hombres, entre los 18 y 35 años, sufren de un trastorno llamado vigorexia. Eso hace que tengan una visión distorsionada de su físico, y se obsesionen por pasar muchas horas en el gimnasio.

Incluso van más allá e inventan dietas exageradas para lograr sus objetivos sin pensar que están dañando su salud.

Según Pereira, el físico es importante, pero si desean tener el cuerpo perfecto es necesario una genética favorable, tiempo, esfuerzo, un programa racional de entrenamiento y una alimentación que esté acorde con sus necesidades.

Te puede interesar: Revelan encuesta en la que hombres y mujeres responden el número de parejas sexuales que se debe tener en la vida

La obsesión por el deporte te puede generar problemas en tu cuerpo como lesiones en el aparato locomotor, es cuando las personas se someten a dietas extremas de volumen y cargan peso excesivo sin control.

También existen los obsesionados por correr, que suelen ser víctimas de lesiones en tendones, articulaciones y músculos.

Señales que estás obsesionado por el deporte

  • Las primeras señales son dejar de lado las actividades sociales, recreativas o laborales.
  • Se preocupa demasiado por el tamaño de su musculatura.
  • Pasar de dos a cuatro horas diarias practicando ejercicios.
  • Entrenar, hacer dietas y tomar sustancias ergogénicas.
  • Ansiedad o depresión cuando no puede hacer su rutina.
  • Pensar en que  no va a conseguir que sus músculos se desarrollen más rápido.