Estas son las señales que debes ver en una mujer que tiene talento para «fregar»

(VIDEO) No estamos hablando de talento para rumbear, ir de farra, de fiesta, no.

Ya te diste cuenta si tu novia siempre quiere saber qué haces, dónde estás, con quién estás. O si cambia de humor contigo por cosas que tú no entiendes.

Bueno, si ya estás con alguien así, pues estás con alguien destructivo. Si no lo has descubierto, sigue leyendo.

Las relaciones con personas destructivas son aquellas en las que la pareja empieza a querer manipular o exigirle cosas constantemente. Son conflictivas y difíciles, friegan o j…

Quizá aún no puedas ver las señales en las primeras salidas porque todo es romance, pero espérate con el pasar del tiempo.

Por eso, le tenemos una lista de los síntomas que le indicarán si usted debe huir de esa relación:

Quiere controlarlo: Tenés que estar con ella, llevarla donde vayas y pretende que nada de amigos o compañeros de trabajo.

Humor de perro: Ja!, de pronto, molesta. No sabes qué pulga le picó. Cambia de humor repentinamente. Dice que le duele la cabeza, no  responde.

Quiere investigarle la vida: Te suena el celular y quiere saber quién te llama, y cuidado con los mensajes de texto, whtasapp, instagram, porque quiere saber quién te escribe, o porqué fulana te dio like, o por qué tú le diste like.

Discute constantemente: Como dice la canción “¿Adónde va nuestro amor?… si discutimos 30 veces al mes… Si tu novia te monta problemas todos los días por cualquier excusa, es una persona destructiva.

Ha dejado de hacer lo que le gusta: Ya casi no haces lo que a ti te gusta. Ni siquiera una cervecita o tequilita con tus amigos. Esto es un claro signo de una persona dañina.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=IWpmkVYWDc4]

Lo quiere manipular: le dice cosas que empiezan a sonar como: “tú no me quieres porque no haces tal cosa…”.

Es quejona: Se le cayó algo, gruñe, se queja, que la comida, que la blusa, que la ropa, que si roncas… No es feliz con nada, si la llevas a comer y al cine eso no le basta, y aún se queja que la saques.

Nunca le dice lo bueno que hace: ve todo lo malo, es pesimista y nunca puede decirte lo que le gustó del día, o algo que hiciste bien.

Es mentirosa: Se inventa unos dramas para que te preocupes por ella, te llama y te dice que le pasó algo para ver qué tanto te importa y si no le contestas rápido se molesta.