«Tío Gordo», el mono obeso que se alimenta con comida chatarra será sometido a estricta dieta

El macaco salvaje es obeso por comer comida chatarra y beber gaseosa arrojada por turistas del mercado Bang Khun Thian de Bangkok.

Todos lo conocen como Tío Gordo, se ha ganado el cariño de la gente desde hace años, pero no todos compartieron con él comida saludable y sin pensarlo, le regalaban comida chatarra que le hizo perder su figura, ahora será sometido a una estricta dieta.

Resultado de imagen para tío gordo, el mono obeso

Tío Gordo pesa alrededor de 27 kilogramos, casi el triple del peso promedio de un macaco de cola larga de su especie. Comía melones dulces azucarados, batidos de leche, maíz dulce, fideos y otros productos no aptos para animales.

El macaco logró su sobrepeso por alimentarse de comida chatarra de los turistas de Bangkok, que arrojaban los restos de sus melones dulces azucarados, batidos de leche, maíz dulce, fideos y otras comidas no aptas para animales.

Preocupados por su salud, las autoridades fueron notificadas de la gigantesca panza que había desarrollado el mono, apodado «Uncle Fatty» o «Tío Gordo» por turistas preocupados por su salud.

Resultado de imagen para tío gordo, el mono obeso

Se estima que tiene entre 10 y 15 años de edad, fue rescatado por funcionarios encargados de supervisar la vida silvestre y trasladado a un centro de rehabilitación con el objetivo de reducir su peso a menos de los 10 kilogramos y prevenir un ataque al corazón o diabetes.

El desafío más grande de su vida

El desafío más grande que enfrentará este macaco es corregir una serie de malos hábitos.

Todo un caudillo, pues una de las tácticas del «Tío Gordo» era manipular a monos subordinados para que les traiga comida, aunque luego redistribuía parte de ella entre los macacos más jóvenes.

Su veterinario dice que se encuentra en situación crítica ahora, pues está a punto de presentar diábetes y problemas del corazón.