Estos son los alimentos más efectivos para combatir hígado graso

La enfermedad conocida como hígado graso no presenta síntomas y se puede diagnosticar a través de una ecografía.

El hígado graso es bastante común y suele diagnosticarse luego que este órgano comienza a presentar dificultades para realizar sus funciones habituales por la acumulación de ácidos grasos. Este problema es muy frecuente en personas que tienen una mala alimentación, obesas, alcóholicas o con el colesterol alto.

Cuanto antes se detecte el hígado graso y se mejore la alimentación, más rápido se puede revertir esta afección. Afortunadamente existen alimentos que te ayudarán a mantener tu hígado sano, limpio y funcionando bien. Sin embargo y como es habitual cuando se trata de temas relacionados con la salud, antes de consumir alguno de estos alimentos con frecuencia debes consultarlo con tu médico.

Chía

Esta semillita es un gran aliado para limpiar el hígado porque las grasas que contiene son muy saludables y contribuyen a mejorar el flujo de la sangre. Además, al entrar en contacto con los líquidos de los alimentos generan un gel que impide al aparato digestivo absorber todas las grasas y el colesterol de la comida.

Papaya

Su aporte principal son las enzimas digestivas que contiene: papaína y quimopapaína. Estas ayudan muchísimo a mejorar las funciones del hígado, manteniéndolo sano y limpio.
Ambas se encuentran principalmente en las semillas, que puedes secar y moler. Incluir estas semillas en tu dieta no sólo ayudará mucho a limpiar tu hígado, sino que mejorará tu digestión en general.

Nueces

Contienen muchas proteínas que ayudan a construir nuevas células en el hígado, así como antioxidantes, que reparan las que ya están dañadas. Además, las nueces están protegidas de las toxinas del ambiente, gracias a su cubierta natural, por lo que no le dan trabajo extra al hígado cuando son procesadas.

Fresas

Las fresas son excelentes para depurar y desintoxicar por su alto contenido de fibra. Al ser ricas en vitamina C fortalecen el sistema inmunológico y sus ácidos orgánicos previenen la acumulación de grasas. En caso de que ya existan, como sucede con el hígado graso, las elimina y desinflama el órgano.

Espinacas

Debido a que las espinacas son ricas en clorofila, absorben y eliminan las toxinas y grasas del hígado. En caso de que no seas un gran amante de las espinacas, considera incluirlas en batidos y aprovecha todos sus beneficios.
Enfermedad hígado graso

La enfermedad conocida como hígado graso no presenta síntomas y se puede diagnosticar a través de una ecografía. Se caracteriza por la acumulación de ácidos grasos y de triglicéridos en las células hepáticas.

Síntomas generales:

  • Dolor abdominal difuso. No se sabe dónde duele exactamente, pero por regla general suele ser un dolor en la parte superior derecha del abdomen.

  • Fatiga crónica

  • Sensación de pesadez, en especial luego de las comidas.

  • Vómitos

  • Diarrea (no tiene mucho color y es grasosa)

  • Pérdida del apetito

Recomendaciones:

Cambiar los hábitos alimenticiones, consumir elementos sanos que no han sufrido industrialización en su proceso.  Evitar el alcohol y medicinas de venta libre que tienen metabolismo hepático, snacks hechos a base de grasa, la sal y los embutidos. Hacer ejercicios.