Tips para cuidar un hámster

Los hámsters son animales exóticos, sumamente tiernas, creativas, y graciosas.

Los hámsters son animales exóticos, sumamente tiernos, creativos, y graciosos, pero que necesitan de un cuido especial. Conoce como atender estas mascotas.

Toda una belleza de mascotas que no necesitas dedicarle 24 horas del día a cuidarlos; pero si no sabes algunas cosas sobre ellos podrías llegar a sorprenderte e incluso asustarte y ¡mucho!.

El primer cuidado es en su alimentación, pues esto es una de las cosas que más alarma a las personas, ya que los hámster son animales almacenadores.

Y es que comen prácticamente todo lo que encuentren, y pueden metérselo a la boca todo de una vez y tenerlo ahí por mucho tiempo. ¡Es algo perturbador y gracioso de ver!

Lo ideal es darle semillas y granos mientras más variadas mejor, las de girasol y auyama les encanta, al igual que el trigo, maíz y avena.
Su dieta en su mayoría, es vegetariana pero también puedes darle un poco de carne.

Frutos secos pasas, nueces, y verduras como zanahorias y pepino, espinacas, acelga, guisantes o frutas como manzanas, melón, ciruelas, le aportarán muchas vitaminas. Evita darle cítricos, cebolla, ajo o cosas ácidas. Y por su puesto, manteles agua limpia para que puedan hidratarse.

Su aseo es muy importante, a diferencia de los perros, los hámster se limpian solos, por lo que no debes bañarlos, lo que si debes hacer es limpiar su jaula con regularidad, cambiarle el agua diariamente y dejarlos llevar un poco de luz solar cada cierto tiempo, pero no mucha.

Hogar dulce hogar

Recuerda que debes proporcionarle un ambiente adecuado, donde pueda recrearse y se encuentre a gusto, pues son animales muy activos, sobre todo en las noches.

Los hámster tienden a ser obesos, por lo que el ejercicio es vital para que vivan de un modo saludable. Acondiciona un gimnasio para él dentro de su jaula.

Algo que debes saber de estos animales es que no viven mucho, su promedio de vida no supera los tres años. Y su edad reproductiva es a partir de la cuarta semana así que si tiene una hamstersita en casa, no temas si encuentras algunas gotas de sangre, pues es totalmente normal que tengan su periodo cada mes.

Un buen consejo es que no le gustan los ruidos fuertes y los olores muy escandalosos, ya que eso les altera, al igual que las temperaturas altas o muy bajas.

Recuerda además mantener la jaula cerrada, pues si se escapa puede ser peligroso, si tienes otros animales o podrías pisarlo o perderse.

Aunque no está de más que estés un poco más pendiente de él pues aunque son animales muy tranquilos, si tienen estrés o se sienten inseguros pueden morder.

Se recomienda que estén solos porque suelen pelear entre ellos e incluso comerse sus crías.