Científicos alertan que las pantallas de dispositivos tecnológicos perjudican el descanso de tus hijos

Una de las preguntas peculiares de las madres en las horas nocturnas son: ¿porque mi hijo no duerme?

Los dispositivos celulares y Tablet afectan el sueño de los adultos en calidad y cantidad, además, estudios recientes también comprobaron que los menores de 3 años son perjudicados por estos medios tecnológicos.

Según diferentes estudios destacaron que las pantallas envían corrientes lumínicas al cerebro y que esto disminuye la secreción de la hormona melatonina, la encargada de promover el estado del sueño y, como efecto contrario, reduce el cansancio.

La universidad de Londres realizó por primera vez una investigación que comprobó que el uso de estos dispositivos perjudica el descanso de los niños menores de tres años.

Los investigadores descubrieron a través de una prueba que los infantes reducen 26 minutos de sueño nocturno por cada hora diaria frente a un dispositivo.  Además, concluyeron que entre más tiempo usan las nuevas tecnologías  los menores tardan más tiempo en conciliar el descanso.

El principal autor de esta investigación Tim Smith, afirmó que «debido a un posible impacto negativo, se ha aconsejado limitar la exposición de aparatos táctiles durante la infancia, pero estos consejos no estaban basados en evidencia científica. Este estudio es el primero en aportar dicha evidencia», comentó el autor que verificó los hábitos de 715 familias del Reino Unido.

También aseguraron que la televisión afecta el sueño pero este equipo solamente perjudica la hora de las siestas a comparación de los dispositivos tecnológicos que interfiere  específicamente el descanso de las horas nocturnas.

«Dado que la plasticidad neuronal es mayor, es probable que el sueño tenga el mayor impacto en el cerebro y en la cognición durante este período crítico de desarrollo temprano», agregó Smith.


Además, estudios anteriores revelaron que también los adolescentes son afectados en sus horas de descanso debido al uso desmedido de los dispositivos tecnológicos.

El informe detalla que «Los niños que utilizan dispositivos de medios portátiles con pantallas antes de acostarse tienen más del doble de riesgo de dormir un tiempo insuficiente en comparación con los niños que no tienen acceso. También afecta a la somnolencia diurna y la calidad del sueño».

Es necesario destacar que el uso de los medios tecnológicos en los menores debe ser controlado  por un adulto, porque se corre el riesgo de que los infantes  pierdan  26 minutos de sueño por cada hora frente a un dispositivo móvil.

Además este control evitará la causa de otras enfermedades que podrían padecer  los  infantes  por no conciliar el sueño.