24 de Abril: día mundial en contra de la Meningitis

Una peligrosa enfermedad que puede matar a un adulto en 24 horas y puede dejar secuelas muy graves e irreparables.

La meningitis es una infección causada  por la inflamación de las meninges se puede contraer a través de virus, bacterias, intoxicaciones, hongos y hasta de medicamentos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a esta dolencia como una infección bacteriana severa de las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal, llamadas meninges.

Al no detectarla a tiempo puede causar la muerte de una persona en 24 horas o puede dejar secuelas irreversibles en el cerebro.

Cada 24 de abril se celebra el día mundial contra la Meningitis por iniciativa de la America’s Health Foundation (AHF); la fecha busca concientizar a las personas sobre la importancia de la vacunación como  principal estrategia de prevención e  incrementar el nivel de conciencia global de esta patología devastadora.

Los síntomas más frecuentes son dolor de cabeza, fiebre, náuseas y vómito, dolor de garganta, dolor y rigidez de cuello, erupción hemorrágica, convulsión, confusión, delirio y pérdida de la conciencia entre otras.

Esta infección es  totalmente progresiva y puede ser causante de otras enfermedades al no detectarla a tiempo, aunque según los estudios incluso cuando se diagnostica tempranamente y se recibe el tratamiento adecuado, un 5 a 10% de los afectados fallecen principalmente de  24 a 48 horas tras su aparición.

Las consecuencias de esta alertadora enfermedad  pueden llegar a considerarse fatales  o pueden dejar secuelas neurológicas irreversibles, como la pérdida de la audición, discapacidad neurológica, amputaciones, retraso madurativo u otras alteraciones a largo plazo que no se recuperan.

Una de las formas de transmitir la bacteria entre personas es por medio de secreciones respiratorias o de la garganta,  además se puede producir por contacto a través de besos, estornudos, tos, dormitorios colectivos, vajillas y cubiertos compartidos con una persona infectada.

La vacuna tetravalente (A, C, Y y W) conjugada meningococo es la solución para evitar esta enfermedad, primordialmente se debe prevenir en los niños porque son los más vulnerables a padecerla.

La meningitis progresa letalmente con mucha rapidez por lo que se considera importante el diagnóstico temprano y el tratamiento precoz para evitar otras enfermedades y la mortalidad.